miércoles, 10 de enero de 2018

¡Al líder político no se le puede criticar!

Expulsión


Antonio Jesús Rodríguez, edil de Vícar, expulsado del Partido Popular


Era una expulsión esperada y cantada dentro y fuera de los mentideros políticos del Pp. 
Y todo, dicen, por haber criticado al partido. 
En política las segundas partes no suelen ser muy buenas, y menos cuando se juega en el mismo campo en el que te costó una dura sanción, como le ocurrió a nuestro actual protagonista. 

No se entendió muy bien que Gabriel Amat apostara de nuevo por Antonio Jesús como candidato en Vícar, no era buen candidato y se dijo, volvió a ganar Antonio Bonilla y el ambiente fue cada día más frio entre la dirección provincial y el portavoz municipal, tanto, que a las reuniones del partido no se invitaba al señor Rodríguez y a los compañeros del grupo que se mantenían fieles a su portavoz, desde el momento en que tuvieron la valentía de decir lo que pensaban del partido y de la dirección. 

Estaba claro que no se les podía decir a Gabriel y Javier Aureliano fuera o en una reunión lo que él o ellos pensaban. 

Antonio Jesús se ganó en su día ocho años fuera de la política y no ir la candidatura en Vícar, y sin embargo, los que después han pedido su expulsión de la formación, los que le abrieron expediente para ello, lo pusieron por segunda vez al frente de la lista. 
Grave error el cometido por los dirigentes, con otro candidato no se sabía si ganarían la alcaldía, con Antonio Jesús estaba garantizada la derrota, como así fue. 

Y aquellos que en su día lo auparon hoy lo echan, y lo echan por haber sido valiente y decirles en los comités lo que otros muchos piensan y no se atreven. 
¡No se puede criticar a los líderes, ni siquiera en los órganos internos del partido, esos donde dicen se va a discutir estrategias y a marcar el trabajo futuro de cara a la victoria final!


Antonio Jesús no tendría que haber encabezado la lista del Pp en las pasadas elecciones municipales de Vícar, es mi opinión y así lo manifesté en su momento. 

Lo que no me parece ético ni elegante por parte del Partido Popular es que por unas críticas a la dirección hechas dentro o fuera del partido se le abriera expediente de expulsión, como así se hizo. 

La imagen de libertad y de crítica dentro del Pp no queda demasiado bien con la expulsión del militante Rodríguez. Meridianamente claro ha quedado que en el Pp no se puede levantar la voz contra un dirigente, ni siquiera en los órganos internos creados para ello en el partido, te va a costar la expulsión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario