domingo, 17 de diciembre de 2017

Treinta años: ¿Qué celebramos?

¡Treinta años!


Se ha celebrado el treinta aniversario de los parques naturales


Si nos atenemos a lo expuesto por la Junta y representantes de las empresas del parque Cabo de Gata-Níjar-Carboneras, con alborozo se ha celebrado el aniversario de estos treinta años de su nacimiento.

No quisiera ser yo el “pepito grillo” de la celebración; durante muchos años, antes de la creación de estas zonas como parque, disfruté de los paisajes de San José, intenté hacerme con un hueco en la Isleta del Moro y hoy mantengo una buena relación con esas tierras llenas de colores que es Rodalquilar. 

Vi nacer al parque. 
Como muchos otros miles de almerienses nos creímos lo que en aquellos momentos nos dijeron los políticos: El Parque será el revulsivo de estas tierras y de estas gentes. 

Treinta años después, ustedes me van a perdonar, pero el revulsivo en las hermosas tierras de Níjar no lo hemos visto. 
En cuanto a sus gentes, si no fuera por la agricultura, a la que muy poco han ayudado aquellos políticos que nos vendieron el parque como la panacea, no habría mucha diferencia de aquel “Campos de Nijar” escrito en los años de la dictadura. 

Quiten los invernaderos y digan con sinceridad, si se atreven, ¿de qué podrían vivir en estas tierras los nijareños? 
¿Qué se ha hecho desde las administraciones, fuera de la agricultura, por estas tierras y sus gentes? 
Y que conste que en la agricultura los políticos, si algo han hecho, es poner zancadillas.

Por no hacer no han sido capaces de mantener un urbanismo sostenible, como pregonan ahora los responsables. 
Sólo hay que darse una vuelta por San José y recordar el de hace unos cuantos años, cuando el emigrante abrió sus puertas y la fritada de la viuda era lo mejor que se comía en el barrio. 
¡Qué fritada! 

Treinta años de parque, iba a ser la rehostia para la zona, pero vemos que la Isleta sigue esperando un refugio pesquero, menos que mal que Antonio sigue ofreciendo, casi con el agua mojando nuestros pies, el mejor pescao de la costa y las inigualables papas fritas de su cortijo. 

Ellos ya estaban ahí antes de que llegara el parque, llevan más de treinta años haciendo tierra-costa-patria-verano-parque de verdad.
Debo entender que treinta años han sido pocos, que estamos aún ante un parque joven y con mucho futuro por delante, lo mismo dentro de otros treinta hay que felicitarse por lo conseguido. 
Vaya mi felicitación por delante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario