lunes, 18 de diciembre de 2017

Miguel está ilusionado, quiere seguir de candidato de C´s

Candidato


Miguel Cazorla se ofrece a seguir de candidato de Ciudadanos


Hay que reconocer que el tono de voz con el que Miguel Cazorla anunciaba en la Ser Almería su futura presencia en las primarias de su partido (Ciudadanos) para encabezar la lista a las municipales no era de gran optimismo o alegría. 
Daba la impresión que no se lo creía ni él, pero es una sensación mía. 

La rumorología política dentro del grupo de Rivera es que no van a repetir ninguno de los tres representantes que actualmente están en el ayuntamiento de la capital. 
¿Limpieza completa? 
Eso dicen, pero por ahora sólo son: 
¡rumores, rumores! 

Lo que se da casi por seguro es que don Miguel no repetirá como candidato a la alcaldía de Almería. ¡Rumores, rumores! 
Claro que el rumor, no lo deben olvidar ustedes, es la antesala de la noticia. 
¿No estaremos corriendo mucho, aún falta año y medio para las elecciones municipales? 
No lo crea. 
En cuanto pasen las elecciones catalanas y las navidades nos digan adiós con la cabalgata de los reyes magos, en los partidos entran las prisas de cara a las elecciones. 

Donde tengan claro el candidato a presentar podrán darse algo más de tiempo, los que tengan que encontrarlo, presentarlo y darlo a conocer al personal tienen que empezar a correr. 
No tienen tanto tiempo como parece.

Comprendo esa cierta tristeza que se aprecia en el tono de voz del señor Cazorla cuando habla de las elecciones y de su posible candidatura. 
Los rumores lo deben estar matando. 
No es para menos. 

Cuatro años luchando por una ciudad y por un partido para que al final pierdas la confianza de los jefes y te dejen en la estacada. 
Es duro, ¡puñetas si lo es! 

Si encima le colocan como candidata a Marta Bosquet, su amiga del alma ¡rumores, rumores! la mujer que él llevó al partido y la aupó hasta el número uno de la lista al parlamento andaluz y que hoy pasea su palmito por las orillas del Guadalquivir es comprensible que se sienta tocado y no sé si hasta hundido. 
¿Has jugado a los barcos? 

Con todo, Miguel tiene ganas de seguir en la lucha, y así lo cuenta en la Ser. 
Morir con las botas puestas, se llama a eso. 
Luchar hasta el final.


Lo que no entiendo es que don Miguel Cazorla no se haya dado cuenta, a lo largo de estos últimos tiempos, de que ha perdido la confianza de sus jefes en Barcelona, del dirigente de Andalucía y hasta de los de Almería. 
Ni en la ejecutiva provincial está.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario