sábado, 9 de diciembre de 2017

La confianza del subdelegado

Plataforma


García Lorca garantiza la estabilidad de los proyectos solares


 El subdelegado del gobierno en Almería, don Andrés García Lorca, ha garantizado a distintos miembros de la Plataforma Solar de Tabernas con los que ha mantenido una reunión la estabilidad de todos los proyectos de la Plataforma. 
Hasta aquí todo bien.

En la información que nos ofrecía La Voz de Almería el pasado miércoles, veintinueve de noviembre, se dejaba caer algo que no ha gustado entre el personal que trabaja e investiga la energía solar en el hermoso desierto tabernero. 

El señor subdelegado manifiesta que tiene “confianza” en la resolución del conflicto. 
Y aquí está, don Andrés, la madre del cordero. 
No es lo mismo “confiar” que estar “seguro” o “garantizar”. 

La “confianza” no “asegura” la resolución del conflicto, la confianza no “garantiza” esa solución. 
La “confianza” no deja de ser una vana ilusión, una esperanza, un deseo, una golondrina revoloteando en el entorno de tu ventana.

Es posible que estemos ante una interpretación y que usted está convencido y garantiza esa estabilidad anunciada en el titular, pero la misma tiene al personal muy “resoleao” por Tabernas. 

Hay empleados a los que les han dicho que este mes de diciembre se les acaba el contrato, y no sólo al personal de investigación, y que en enero se quedan en casa, a la espera de esa solución en la que “confía” don Andrés y “confían” (que remedio les queda) los trabajadores e investigadores.

Hay que contarles en honor a la verdad que don Andrés se ha portado con la dirección de la Plataforma. No sé si lo saben ustedes, pero en el viaje que algunos de los miembros realizaron a Madrid no fueron tratados con demasiada cortesía. 
Dos de los directivos y viajeros tiene presentada su dimisión desde hace días, pero siguen en sus puestos de dirección hasta que llegue el nombramiento de los nuevos cargos. 

Don Andrés los recibió, y ahí está la foto en la prensa que lo certifica, y que honra al subdelegado. 
En ese lejano Madrid por tren y en coche, a los dos directivos mencionados no se les permitió entrar a la reunión. 

El preboste de turno dijo que si habían dimitido no podían estar en la misma. 
No tuvo en cuenta el político responsable el desplazamiento, no tuvo en cuenta que siguen al frente de la plataforma mientras no llegue el relevo, dijo que si habían dimitido no entraban y se acabó.


Con posturas así en los altos dirigentes de Madrid no creo que sea como para tener mucha “confianza” en una solución rápida. 
Solución la habrá, no tengo dudas, pero tocará sufrir, y ya veremos si el personal no tiene algún mes más de vacaciones y sin cobrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario