jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Se acabará reprobando al alcalde de Almería?

Reprobación


El Psoe se une a los vecinos y pedirá la reprobación del alcalde


En un principio fueron los vecinos de la Plaza de Pavía los que pusieron sobre la mesa política almeriense la posible petición de una reprobación del alcalde popular, Ramón Fernández Pacheco, por lo que ellos entienden que es una tomadura de pelo con la aprobada pasarela. 

La ciudadanía, la política y la otra, no se tomó muy en serio aquella posible reprobación, es de imaginar que en el equipo de gobierno popular tampoco lo hizo. 

Ha tocado la campana el portavoz socialista en el ayuntamiento Juan Carlos Pérez Navas, ha manifestado que su grupo está dispuesto a llevar al pleno esa solicitud y se han desatado las alarmas entre los concejales populares del ayuntamiento. 
(Y con el enfado que tiene Miguel Cazorla tras los últimos epítetos a él dedicados desde el grupo popular, puede pasar cualquier cosa en esa futura votación contra el alcalde si es que se llegara a producir). 

El Psoe ya ha matizado su primera declaración. 
No ha tardado mucho, todo hay que decirlo, y le ha dado un plazo, una oportunidad más al alcalde antes de la presentación de la futura reprobación. 
Cosa que ha sido aceptada por la nueva regidora de fomento y ha prometido que la pasarela de la Plaza de Pavía será una realidad en breve. 
¿Por casualidad dijo la señora edil antes de final de año? Corto plazo me fiáis.

Me van ustedes a perdonar, pero me parece que la reprobación de un alcalde, cualquier alcalde, por el retraso de una pasarela es demasiado fuerte. 
Si se hace por una pasarela, que habría que hacer con el retraso del Ave, el Soterramiento, el PHN, la dejadez por la Alcazaba o lo último conocido, la caída del Cable Inglés. 

¿Qué tendrían que hacer los plenos de las corporaciones con estos políticos que nos han quitado, no retrasado, quitado lo que estaba por ser el futuro económico de la provincia? 
Creo que el argumento esgrimido no es motivo para una reprobación, pero parece que últimamente, y siguiendo el ejemplo del congreso de los leones, la reprobación es la nueva medicina a tomar por los que mandan sin mayoría. 

¿Qué habría que hacer con Susana y algunos de sus consejeros de la Junta?


Es posible que el alcalde tenga que ser reprobado por otras acciones, pero por este caso parece injustificado. 
La matización del Psoe habrá surgido desde altas instancias del partido, no querrán que se contagie el Guadalquivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario