miércoles, 29 de noviembre de 2017

Las guerras nunca paran en el Psoe

Psoe local

Hoy: Juan Carlos Pérez Navas contra Fernando Martínez López

Está previsto que hoy se van a ver las caras dentro del socialismo capitalino Juan Carlos Pérez Navas y el ex-alcalde Fernando Martínez. 
Susana Díaz y Pedro Sánchez. 

El motivo: 
Ser el secretario general de la agrupación más importante del socialismo patrio almeriense. 
Y con ello la posibilidad, entre otras, de podar optar a la candidatura a la alcaldía de la capital. 

Lo primero que se desprende de la candidatura de Pérez Navas es que no estábamos muy equivocados cuando comentábamos que la presencia de una tercera candidatura en las pasadas primarias a secretario provincial beneficiaba de una manera clara a Sánchez Teruel. 

La división de entonces le vino bien a los apoyos de Teruel-Susana, y los apoyos de Teruel-Susana se unen mañana a la candidatura de Pérez Navas. 
Estaba claro, la jugada entonces fue dividir a los votantes de Sánchez con la presencia de Navas, y ahora tenemos la clara demostración, por mucho que nos digan que no fue así. 
A las obras nos remitimos.

No es que la agrupación de la capital tenga una gran importancia dentro del socialismo almeriense o andaluz, pero se puede convertir en una “mosca cojonera” para Susana y un banderín de enganche para los sanchistas. 

Hay que abortar ese peligro, descabalgar a Martínez y demostrar a Sánchez que las colinas almerienses del susanismo están seguras y bien protegidas. 
Los líderes mueven sus peones para mantener su poder y mandar el claro mensaje de que es mejor repartirse el poder y no entrar en guerras en las que tengan que enfrentarse de nuevo las primeras espadas.

 Susana quiere demostrarle a Pedro que Andalucía es su gran bastión y que lo seguirá siendo. 
¿Lo seguirá? 

Los susanistas están seguros de que Juan Carlos le gana a Fernando. 
Los sanchistas que Fernando le gana a Juan Carlos. 
Las espadas en todo lo alto, esta tarde la solución.


Juan Carlos nunca ha sido un político peleón, jamás ha levantado la voz y le ha gustado más el consenso y el pacto. 
Prefiere la media voz al grito, el arreglo a la pelea. 
No le creo demasiado feliz ante la alternativa del enfrentamiento político, pero a veces, y esta debe ser una de ellas, no parece que tenga otra salida. 

Si quiere seguir vivo para la lideresa de la política andaluza tiene que saltar al ring y luchar, si consigue la victoria, corona de laurel sobre su testa, en caso contrario alguna puerta giratoria conseguirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario