martes, 28 de noviembre de 2017

La insultadora casta política

¡Sucia política!


Gruesos insultos de Noemí a Crespo llenan la política almeriense


Me pueden llamar machista. 
Lo acepto. 
Pero a la hora de insultar son más duras ellas que ellos. 

No sé si es bueno o malo para ellas, es de suponer que se deben sentir felices de ser las que más gruesos insultos salen de sus pintados labios, si no fuera así es de imaginar que los guardarían. 
Deben pensar que tienen que hacer más ruido que ellos para que se les tome en consideración, y algunos creemos que se equivocan. 

Defender todas las posturas políticas se pueden y se deben hacer, aunque algunas de ellas sean auténticas falacias, pero cuando se tiene que llegar al insulto en esa defensa se demuestra una falsa seguridad, por no decir que se está jugando a esconder la realidad con el ataque. 

La socialista Noemí Cruz llama a la popular Crespo “caradura”, “desvergonzada”  y “mentirosa”. 
Con lo de mentirosa habría dejado bien su pabellón ante sus compañeros, si es que ante ellos se quería poner los galones. 
Con lo de “caradura” y “desvergüenza” creo se ha pasado un poco. 
Si mañana le contestan con la misma dureza no se podrá quejar doña Noemí, se lo habrá ganado a pulso.

 Lo más preocupante es que estamos ante una política de futuro, está en la primera etapa de su vida pública, es de las jóvenes con mañana dentro del socialismo almeriense, si el camino a seguir en el trato con sus rivales políticos es el que nos ha ofrecido con Carmen Crespo, apañados vamos con las nuevas generaciones insultadoras. 

Ya no tienen ni gracia a la hora de los improperios. 
Los antiguos por lo menos nos hacían sonreír, los de hoy nos dan pena, tanto desde los escaños del congreso, salones de plenos o ruedas de prensa.

De esta política y de estos políticos-as uno se quiere bajar. 
Olvidarse de ellos y de ellas. 
Ya ni nos fijamos en lo que discuten y en quién tiene o no razón. 

Insultan, ponen el ventilador y hacen que nos alejemos de la realidad, que quizás en el fondo es lo que buscan, que no pensemos en los años que llevan sin preocuparse por los problemas de los ciudadanos, unos desde Madrid, otros desde Sevilla, pero cobrando sus buenos sueldos, y algunos se creen, en este caso Noemí Cruz, que con un par de vocablos gruesos contra Crespo tiene el sueldo asegurado.

Que sigan así, al final somos cada día más los que estamos en contra de una vieja e insultadora casta política que solo mira sus intereses particulares.



No hay comentarios:

Publicar un comentario