lunes, 20 de noviembre de 2017

El Cable Inglés se ha convertido en un peligro

Cable Inglés


¡Que se nos cae, que se nos cae el Cable Inglés!


El tren no llega, el soterramiento no se hará nunca, se nos secan los acuíferos, la alcazaba sigue en ruinas, la pasarela de la Plaza de Pavía se olvida, la autovía del Almanzora no se acaba, la estación la quieren mandar a Huércal, a los sanitarios les siguen amenazando, el Almería no gana ni un partido, el caso facturas es una pelea política, Peñuela no dimite en Partaloa, Torrecillasman sigue al frente del ayuntamiento de Albox, el algarrobico sigue en pie, el cultivo de maría sigue en aumento, las autoescuelas se arruinan. 

Por si nos faltaba algo, desde hace unos días vemos con asombro cómo la autoridad portuaria, en principio la propietaria del cable, ha colocado unas vallas para proteger al personal que ronde por las inmediaciones.

 El motivo de las vallas: 
Que se nos cae el Cable Inglés. 
Que sí, que desde que doña Carmen Calvo, siendo consejera de cultura de la Junta ¡años ha! vino a Almería y dijo en rueda de prensa (yo estaba allí) que se iban a invertir tres mil millones de las viejas pesetas en su restauración nada se ha hecho.

¿Usted vio esa inversión? 
Yo tampoco. 
Lo pintaron. 
Sí, lo pintaron. 
Una manita de pintura para que no se oxidara más de lo que ya estaba, y si te he visto, ni me acuerdo.

Y ahora, al cabo de unos cuantos años, vemos con tristeza, vergüenza y amargura, cómo hay que proteger a los almerienses ante lo que puede ser el derrumbe del Cable Inglés. 

Fueron meses, muchos meses, en los que los ciudadanos, a través de La Voz de Almería dieron su opinión con fuerza y vehemencia sobre el futuro del Cable. 
No todas las opiniones estaban por su mantenimiento, pero al final la impresión sacada y protegida por las administraciones fue la de dejar levantado el susodicho y ponerlo en valor para el disfrute de los ciudadanos y visitantes. 

Se habló de terrazas, bares, restaurantes y otras alegrías, 
¿Han visto ustedes algunas de esas alegrías sobre el Cable? 
Y ahora, sin ponerse coloraos de vergüenza los responsables, nos dicen que hay que vallar su entorno, que se nos cae. 

Y se quedan tan tranquilos. 
¡Qué vergüenza de políticos, qué hartura de políticos!


El informe solicitado por la autoridad portuaria la ha hecho una empresa de Madrid. 
Se cae el cable. 
¿Mañana? 
Digamos mejor pasado. 
¿Lo sabe cultura de la Junta, no tiene anda qué decir, y el ayuntamiento, hay permiso de obras para el vallado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario