lunes, 30 de octubre de 2017

Menudos ángeles de la guardia

Tejerina-Díaz


La ministra y la presidenta reconocen la fuerza de Almería en agricultura


En la pasada feria agrícola celebrada en Madrid, dos mujeres, la ministra del gobierno de Rajoy García Tejerina y la presidenta andaluza Susana Díaz, reconocían la fuerza de la agricultura almeriense en España y en Europa. 

¡Y lo felices que nos sentimos al oírlas! 
¡Y lo orgullosos que nos sentimos todos los de esta tierra ante ese doble reconocimiento! 

Ya podemos dormir tranquilos, somos los más grandes, los mejores. 
Buenas noches a todos, hoy voy a dormir bien y soñar con nuestros ángeles de la guardia: 
Tejerina y Díaz.

¿Y el despertar que tal ha sido? 
Me despertó el puñetero móvil como cada mañana, a la ducha (que aún tenemos agua), tomé el café bien caliente y la tostada como siempre, con aceite de Almería, el beso a la señora, los niños siguen durmiendo, y al trabajo. 

Y una vez en él, los problemas del agua, de los precios, la comercialización, la cooperativa, de las ayudas que no llegan, del director de la caja siempre con la espada del crédito levantada. 

¡Vaya por dios, lo poco que dura la alegría en la casa de un agricultor almeriense!

Con lo feliz que era ayer escuchando a esos dos ángeles que son Tejerina y Díaz, creyéndome que era el mejor del mundo, con un mercado abierto a los cinco continentes, con un futuro apoyado por los gobiernos de las dos mujeres con más fuerza en Madrid y Sevilla, el mundo parecía maravilloso y a nuestros pies, y ha sido venir de la feria, pasar una noche en casa, y volver a la dura realidad de nuestra vida agrícola.


Lo de ayer tuvo que ser un sueño. 
Bonito, pero sueño. 
¿Cuándo las administraciones se han tomado en serio los problemas de esta esquina de España? 

Madrid porque nos tiene muy lejos, con trenes que se rompen un día sí y al otro también y con políticos de otras zonas con más poder o “guevos” a la hora de defenderlas. 

Y Sevilla 
¿por qué? 
Es la gran pregunta que nos hacemos los almerienses. 
¿Qué le hemos hecho los almerienses al gobierno de Sevilla, del que sólo recibimos buenas y hermosas palabras (que nos hacen felices) pero que no pasan de ahí. 

No es la primera feria a la que se asoma Almería, no son las primeras palabras de reconocimiento, pero los hechos no llegan nunca. 
Los políticos pasan por la feria, foto con los colegas desplazados, declaraciones para hacer feliz al sector, y hasta el año que viene. 
¡Son encantadoras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario