sábado, 7 de octubre de 2017

Lo de Albox ya es para que Adela Segura dimita.

Crisis en Albox


Al Psoe de Albox el alcalde Torrecillas se le ha subido a las barbas


Decía hace unos días el señor Sánchez Teruel que Adela Segura estaba siendo puesta en cuestión, cuando su trabajo político en todos estos años ha sido excelente. 
No estoy por llevarle la contraria al caballero, pero ejemplos como el de Albox no la dejan muy bien parada. 

Claro que si ella ha fracasado en el plan Torrecillas, el caballero Teruel en esta cuestión no le ha ido a la zaga. 
Las componendas, cambios y otras historias que ha vivido el Psoe provincial en este municipio tienen el origen en el apoyo de Adela y Teruel a un alcalde y a unos ediles a los que se les permitió irse hoy del partido para volver mañana. 

La jugada, rocambolesca ella, no les saló bien. 
Cuando intentaron poner a una alcaldesa de ida y vuelta la justicia les dijo que no era de ley, y se agarraron a una persona conocida en el pueblo: 
Francisco Torrecillas. 

¿Cómo le llamaban en el pueblo? 

Hasta su partido, no sé si el actual o el anterior, sacó un comunicado en contra de la persona que iba a ser alcalde de Albox. 

Metidos en un lío sin vuelta atrás los socialistas no tenía más remedio que darle el sillón si no querían que fuera el Pp el que se hiciera con la alcaldía. 
Y ahí lo tienen, de señor alcalde y montado en las barbas de los que le dieron la vara de mando. 
¿Le durará mucho?

Si no estás de acuerdo conmigo, te ceso del cargo le dijo al Francisco del Psoe, de apellido Carrillo, y lo hizo, con un par. 
Tuvo el coraje de decir un día después que con el Psoe estaba todo controlado. 
¿Había hablado con Adela y Teruel? 

No lo debía tener tan claro cuando siete de los ochos ediles de ida y vuelta le han puesto contra las cuerdas. ¿Y el octavo? 
¡Ah, otra historia a contar en el futuro! 

Recuerdan cuando diputación estuvo en manos de tres personas, una de ellas la inefable mano derecha de Juan Enciso en el ayuntamiento, pues lo mismo puede ocurrir en Albox, pero en este caso con dos: Torrecillas y Campoy. 

¿Se lo tragarán los de ida y vuelta? 
No tienen otra salida, el Pp les está esperando tras la puerta y con ganas de sentarse en el sillón de mando del ayuntamiento.

Los socialistas de Albox están sufriendo en sus carnes el buen trabajo político realizado por  Adela y Teruel en su municipio. 
Los metieron en un bucle del que les va a ser muy difícil salir. 
Y Torrecillas subido en las barbas está.


No hay comentarios:

Publicar un comentario