jueves, 19 de octubre de 2017

Las crisis y los ediles paquetes

Ayuntamiento


Castellón: Las crisis en política son para revitalizar proyectos


Vale, revitalizar proyectos. 
Lo entiendo, señor Castellón. 

Siguiendo ese argumento, el señor Castellón nos insinúa, o así nos lo parece, que los concejales responsables que estaban detrás de los proyectos a revitalizar son unos “paquetes” y que por ello había que cambiarlos, y cambiados han sido. 
¡Menuda banda! 

Estoy de acuerdo con usted y con Gabriel Amat, la banda que reunió Luis Rogelio en su entorno desafina y no hay director que la meta en cintura. 
Luis hizo una lista en la que destacar sólo él, se quitó a hombres y mujeres que venían, con sus luces y sus sombras, funcionando con cierta altura en la gestión municipal y engañó a otros candidatos que al final tiraron la toalla por vergüenza torera. 

De aquellos barros de Luis Rogelio Rodríguez y Comendador las crisis que se viven en el equipo de gobierno. 

Al Pp en el ayuntamiento lo ha salvado tener a Ciudadanos y a Miguel Cazorla como compañeros de viaje, si de verdad este grupo político hubiera hecho un trabajo serio en la corporación, no de cara a la galería y a los medios, muchas cosas tendrían que haber cambiado el joven alcalde que rige los destinos de Almería.

 No podemos echar toda la culpa de la crisis al nieto de Monterreal, hay que buscar a las personas que permitieron su ascenso a la alcaldía, y ahí hay que poner en primer lugar el nombre de Gabriel Amat, (presidente del Pp, presidente de Diputación y algo que no se debe olvidar alcalde del segundo municipio de la provincia: Roquetas de Mar) como persona que permitió que Fernández Pacheco se hiciera cargo de la vara. 

El argumento dado en mentideros políticos del Pp de que Miguel Cazorla no quiso otros nombres e impuso el de Ramón no sustenta un mínimo análisis. 
Sabemos que Gabriel es un buen y duro negociador, en este caso no lo demostró. 

Conocía lo que se cuece en el equipo de gobierno del Pp en el ayuntamiento y no fue capaz (¿o quizás no quiso?) darle una solución que beneficiara a la ciudad. 
¿Algún interés particular, don Gabriel?

A falta de dieciocho meses para las nuevas elecciones se acuerdan de que el ayuntamiento tiene importantes carencias, a falta de dieciocho meses nos hablan de que hay que revitalizar proyectos y para ello hay que cambiar las responsabilidades de los concejales.

¿Y por qué se cambian? 
Todo indica que por paquetes, por inútiles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario