miércoles, 18 de octubre de 2017

Hasta las agua se se fueron de manifestación

Huelga del agua


El agua de riego hizo huelga el lunes en el Almanzora

Esta vez sí que estamos ante una huelga histórica, es la primera vez que el agua de riego, esa que alimenta unos productos agrícolas que han hecho de la provincia de Almería un emporio de riqueza, se suma a una protesta de sus usuarios, y lo hace, nada más y nada menos que con una huelga de agua caída, de cierre de grifo, de acequias vacías, de motores de impulsión parados. 

El agua de riego del Almanzora manda un mensaje a esos políticos almerienses, andaluces y españoles, a los que se les llena la boca cuando hablan de la agricultura de primor y de invernadero, pero que a la hora de la verdad, lo único que hacen es ponerle trabas. 

Uno entiende que lo más grave que está pasando en estos momentos en el país es la cansina historia de unos iluminados en Cataluña, pero eso no debería llevar a todos los padres de la patria a olvidarse del resto de las necesidades del país. 
Y es lo que viene ocurriendo desde hace años. 

No, no les voy a hablar de nuevo del PHN, pero ese norte secesionista y un político bobo de colección, tienen culpa de esta huelga que protagonizan las aguas de un trozo de nuestra provincia, cien hectómetros venían para estas tierras. 

Los políticos llevan demasiado tiempo pendientes de los secesionistas del norte y se han olvidado de las urgencias del sur y del este. 
Y lo más grave es que ese olvido no está solamente en los políticos que pululan por la meseta central, es que los que placean por los orillas del Guadalquivir están, o lo parecen, en el mismo olvido.


Cansadas, hartas, aburridas de tanto político inútil, de tanta promesa sin cumplir las aguas de riego del Almanzora han decido sumarse el lunes a la protesta de los regantes, y desde primeras horas del día, y hasta la caída del sol, han decidido dejar de lucirse por las acequias. 

Dejaran durante unas horas de ser ese rumor cantarino que ha llenado de vida y de prosperidad nuestra provincia y a sus vecinos. 
Las tierras de esta zona están sedientas, algunas se pueden quedar sin regar este año, se imponía hacer algo, y las pocas aguas que aún quedan se unen a la queja de los regantes, tan hartos y cansados como ellas del ninguneo de los políticos de turno. 

El lunes fue día de lucha en el Almanzora y día histórico, por primera vez hombres y aguas unen sus fuerzas en defensa de un futuro común para el campo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario