lunes, 16 de octubre de 2017

El lío del Psoe y el pingurocho

Junta-Psoe


El ayuntamiento es libre para el cambio de ubicación del Pingurucho


Hay historias en nuestra ciudad y provincia que no debían merecer más de un minuto de atención. 
Una de estas es dónde ubicamos el pingurucho. 
De sacarlo o no de la Plaza Vieja se ha hecho desde la oposición municipal, especialmente desde el Partido Socialista, campo de batalla política. 

¿Cómo se les habrá quedado el cuerpo cuando comprueban que desde su propio partido, y desde la gran administración que gobiernan, se les ha dejado compuestos y sin argumentos? 

Dice la Junta del Psoe, a través de su delegado en Almería, Joaquín Jiménez, que es el ayuntamiento el que tiene potestad para amueblar su casa. 
La Junta, se traduce, no tiene nada en contra de que se cambie la ubicación del monumento a los coloraos, actualmente en la Plaza Vieja. 

Lo podía haber dicho la Junta hace unos meses y sus compañeros del ayuntamiento de Almería no se habrían metido en una pelea política que les ha costado quedar con las vergüenzas al aire. 
¿Qué van a hacer ahora en el grupo socialista? 

¿Se pondrán en contra de lo manifestado por el hombre de Susana o inclinaran la cerviz y aquí no ha pasado nada? 

Lo segundo. 
El sapo a tragarse en el desayuno se las trae. 
Pero así es la política que se viene practicando en provincias donde los lejanos jefes mandan y los de aquí, como meras fotocopias hacen lo que ellos quieren.

Recuerdo al profesor Tirado y los días y meses que pasó buscando el apoyo de los almerienses para que el monumento fuera una realidad. 
No fuimos demasiados magnánimos a la hora de aportar nuestro óbolo, quizás los almerienses no entendieron bien el mensaje que se les daba con el monumento a los coloraos, o no se les explicó lo suficiente. 

El caso es que hoy en día seguimos en la misma situación, la historia de los coloraos sigue sin ser seguida, aupada y querida por los almerienses, y da la impresión que les importa un pimiento si el pingurucho sigue en la Plaza Vieja o se le ubica en otro lugar de la capital.


La impresión que tenemos es que desde la administración más importante de Andalucía, la Junta, se tiene la misma opinión sobre el pingurucho que mantienen muchos almerienses. 
El Psoe de la Junta de Sevilla deja al Psoe del ayuntamiento almeriense a los pies de los contrasentidos políticos. 

Si ni ellos, los socialistas, son capaces de ponerse de acuerdo, no pidan que lo hagan los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario