miércoles, 5 de octubre de 2016

¡Se está perdiendo el miedo en Gádor!

Gádor


Se cuenta en Gádor que con Lourdes se va perdiendo la tensión


Gádor es el municipio del bajo Andarax que más fiestas y eventos viene celebrando cada año, y no hablamos de sus patronales, como las dedicadas a la Virgen del Rosario en este mes de octubre y que cada otoño se superan. 

Al pueblo de Gádor le faltaba perder la tensión política y social que se vivía entre los vecinos, y eso se cuenta que lo está consiguiendo la nueva alcaldesa, Lourdes Ramos. 

Ganar un poco de tranquilidad para la gente era el reto del nuevo ayuntamiento, y todo indica que se está consiguiendo, lo que no deja de ser un gran logro para una mujer que llega al bastón de mando de la mano de Eugenio, pero que está cambiando algunas políticas de su antecesor y con ellas algunas percepciones entre el personal. 

En los mentideros de la plaza se dice que las puertas del ayuntamiento están siendo abiertas para todos los gadorenses, y que algunos vecinos que llevaban años sin traspasarlas están encontrando palabras de colaboración en la nueva alcaldesa. 

Algo parecido se comenta desde la oposición: 
Parece que se ha abierto un nuevo tiempo en el ayuntamiento, donde el diálogo político puede prevalecer sobre el enfrentamiento entre partidos.

Lo que hace falta es que ese talante dure, dice uno. 
Que no sea flor de primavera y verano y que con la llegada de los fríos del invierno vuelvan las sombras, las tensiones y el miedo entre los vecinos del pueblo. 

Si la prioridad de un alcalde debe ser la gestión, sin olvidar la tranquilidad, y si es posible y puede la felicidad de sus vecinos, en Gádor la segunda parte dicen que está empezando a ser una realidad. 
Es consciente Lourdes de que tiene dos y años y poco más para demostrar a los vecinos de Gádor que puede ser su alcaldesa a través de las urnas, que son las que al final mandan. 

Sin Eugenio en la candidatura los paseos por el pueblo ya no van a ser los mismos, las visitas a los domicilios tampoco, tendrá que ser ella la que dé la cara, la que pida el voto y se lo tiene que ganar en estos meses que le quedan en el cargo. 
Algunos pasos se están dando, dicen en el Pp, y esperan que en ese camino se siga.


¿Y qué le parecen al senador Gonzálvez los cambios en su ayuntamiento? 
¿Está por apoyarlos? 
¿Tirará el carro por el pedregal? 
¿Apagará las luces que va encendiendo Lourdes? 

Al tiempo, pero es hermoso que digan: 
El miedo se está acabando en Gádor, y no es poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario