miércoles, 12 de octubre de 2016

Estos estrechos y presumidos políticos

Presumen


Más de doscientas mil visitas a la Alcazaba y el paso del estrecho


Saca pecho, presume el delegado de cultura de la Junta, don Alfredo Valdivia, de los cientos de miles de personas que han visitado el monumento almeriense a lo largo del último año, y eso que no lo cuidan. 

Saca pecho, presume la presidenta de la autoridad portuaria, doña Trinidad Cabeo, de los buenos datos que ha aportado la pasada operación paso del estrecho, y eso que tiene levantado al personal, con cartas de dimisión de por medio y otras que acusan directamente del trato que viene dando al personal trabajador del puerto. 

A la presidenta, como al delegado, tampoco le faltan los enfrentamientos con distintas fuerzas políticas, la última de la señora presidenta ha sido con el edil de Izquierda Unida, Rafael Esteban, por los polvos que generan las montañas y la carga de gráneles en el puerto. 
Eso sin contar la dura batalla que viven los vecinos de la zona por el mismo motivo, y a los que nos les viene haciendo ni caso. 

Ahora cuentan que van a colocar una pantalla atrapa polvo. 
¿Algo así como un preservativo plano para que los polvos no dejen embarazados-as a los vecinos-as? 
Me dicen que la pantalla va a subir y bajar según el viento y el camino que decidan llevar los polvos y sus gametos. 
No adelanten acontecimientos, lo mismo el “atrapapolvos” que va a ubicar la señora Cabeo es la solución ante los embarazosos polvos del puerto.

Don Alfredo nos anuncia una inversión de cerca de ochenta mil euros para asegurar la Alcazaba. 
¡Qué barbaridad! 
¿Dónde va con tanto dinero señor Valdivia? 
Definitivamente en la Junta se han vuelto unos malgastadores. 
Claro, como el dinero no es suyo, ¡ochenta mil euros, nada menos, para asegurar las murallas de la Alcazaba! 

¿Saben lo único que le falta a la presidenta del puerto?, la existencia de una asociación (no creada por ella evidentemente) de amigos del puerto y que haga lo mismo que los de la Alcazaba, llevar a los tribunales por las mentiras recibidas en los últimos veinte años y las promesas sin cumplir a los responsables de cultura de la Junta en Almería. 

Uno de estos días les cuento lo que un trabajador escribe sobre el trato recibido por doña Trinidad y el resto de comentarios surgidos y que andan desperdigados por la red.

Es para que se preocupen los trabajadores, los vecinos y el señor Esteban, en el partido que la puso de presidenta del puerto no piensan tomar medida alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario