viernes, 7 de octubre de 2016

El desconsuelo político de Consuelo Rumí

Sin consuelo


Doña Consuelo Rumí no tiene consuelo político al que agarrarse


Querida princesa has perdido una gran oportunidad para estar callada si de verdad quieres ayudar a tu partido a salir de la crisis que atraviesa. 

Claro que José Luis Sánchez Teruel tenía que haber dimitido tras perder una tras otra las mismas o parecidas elecciones que Pedro Sánchez (y no lo hizo) pero eso se lo tenías que haber recordado tras conocer los resultados en aquellas elecciones, no ahora y con el desconsuelo político pegado a tu piel. 

Para mí que el Psoe ya no es tu partido, o por lo menos ya no lo quieres como cuando venía a visitarte Jesús Caldera, el que fuera ministro de trabajo y que te llevó a las alturas de la política nacional e internacional. 
De ser número uno del Psoe en la provincia a pasar a ser un edil más en el ayuntamiento no tiene que sentar bien, lo entiendo. 
Y te debiste sentir humillada políticamente, también lo comprendo. 

Tienes que pensar que cuando a ti te izaron a las alturas del partido y del gobierno a otro compañero tuyo lo dejaron caer sin miramientos, es la ley de la política. 
No se oyeron tus quejas o desconsuelos entonces. 
Tú entonces ibas de princesa. 

Oye, que rabia, te han quitado la corona.

Gracias a ese partido al que ahora no pareces querer tanto has conseguido los mayores éxitos profesionales de tu vida política activa. 
Primero fue en el sindicato Ugt, y desde el sindicato en Madrid se te abrieron las puertas de la política más alta del país. 

Fuiste referente en el tema de la inmigración. 
¿Te acuerdas lo de los papeles para todos? 
Unos lo criticaron, otros siguen defendiendo que no se pueden levantar murallas contra la gente que lo está pasando mal, pero ahí estuviste tú defendiendo desde los más altos púlpitos del país en lo que creías.

 Quieras o no quieras, lo reconozcas o no, el Psoe te ha dado los mejores momentos profesionales de tu vida, no es malo reconocerlo cuando los años nos van marcando surcos en la piel.

Desde el cariño y el conocimiento que desde hace muchos años que nos tenemos, creo sinceramente, querida princesa, que tenías una gran oportunidad para callarte. 
Lo manifestado por ti en defensa de Pedro Sánchez me hubiera parecido valiente y defendible hacerlo antes del sábado trágico vivido por el Psoe, como hizo la señora Ferrer Tesoro, hacerlo después, como tú has hecho sólo demuestra cierta rabia ante la pérdida del poder. 

Y en política cuando se pierde se reflexiona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario