viernes, 16 de septiembre de 2016

¿Se irán o no se irán los ediles de Roquetas?

Sin cobrar


 Clemente se irá de edil de Roquetas cuando haya gobierno estable


El compañero Simón Ruiz hace unos días comentaba que dos ediles de Roquetas, Eloísa y Diego, Pp y c´s, no se iban por ahora del ayuntamiento, que ya verían cuando España tuviera gobierno. 
Le faltó tiempo al señor Clemente para salir y contarnos sus verdades. 

Lo primero y para que conste es que el caballero lleva sin cobrar del ayuntamiento roquetero desde diciembre del dos mil quince. 
No es toda la verdad, y usted lo sabe. 

Es cierto que no cobra sueldo del ayuntamiento, ya lo hace del parlamento nacional (supongo que le gustaría cobrar de los dos estamentos, pero por ahora no es legal, ya lo legalizarán ustedes algún día, los políticos son los únicos seres en este país que pueden cobrar dos sueldos, dos pensiones y no tener que pagar a hacienda una parte de lo cobrado), pero asistencias a plenos y comisiones tiene derecho a cobrar ¿usted lo hace? 

Sobre eso no nos dice nada. 
Otra, y su sueldo ¿quién lo cobra? 
No creo que se lo deje al ayuntamiento para alivio de los roqueteros. 
Alguien de ciudadanos debe cobrar su sueldo:
¿Quién?

El señor Clemente es bastante desconfiado y se entiende. 
El hombre asegura: 
Me iré cuando haya un gobierno estable. 

No se fía de las nuevas elecciones. 
¿Y si lo almerienses no votan C´s en unas próximas? 

Entre las elecciones de diciembre y las de junio Ciudadanos perdió en torno a cinco mil votos. 
Es de lógica que don Diego tenga estos días los intestinos retorcidos y que le ponga velas a la Virgen del Rosario (patrona de Roquetas) para que no se repitan elecciones en navidad. 

Puede volver a salir, cierto es, también quedarse en la cuneta, como le ocurrió a Podemos y su general. 
El comportamiento de los votantes no es fácil de adivinar, por mucho que lo intentemos encontrar en las encuestas, y eso lo sabe el señor Clemente: 
Si deja el ayuntamiento y no sale en las próximas nacionales se nos queda a dos velas y sin elecciones en un futuro lejano de dos años. 

Mucho frío quedarse fuera durante tanto tiempo. 
Si a ello se une que ha cerrado su despacho profesional, es comprensible que no deje el cargo de edil hasta que no tenga seguro durante cuatro años su puesto en los madriles.


Doña Eloisa no ha dicho aún esta bocas es mía. 
Algunos pensamos que doña Eloisa no va a dejar la sombra del almendro roquetero mientras no le obliguen, y ¿será capaz don Gabriel Amat, su alcalde y presidente de obligarle?

No hay comentarios:

Publicar un comentario