viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Quién quiere que le dé de comer a sus hijos?

Comedores


La Junta no quiere a las Ampas en los comedores escolares


En defensa de la medida de que una empresa se haga cargo de los comedores escolares, la delegada de educación de la Junta en Almería, doña Francisca Fernández, alega que existe una mesa de contratación pública, transparente y con baremos. 
Y que es la mesa la que toma la decisión. 

Lo que se le olvida contar a la señora delegada es que para que intervengan los baremos de la tan trasparente y pública mesa hace falta que lo decidan los políticos, en estos casos sus jefes de Sevilla. 
Si sus jefes, señora Fernández, no hubieran decidido (aún no sabemos cuáles son sus intereses y si estos son bastardos o no) que intervinieran las empresas privadas y con intereses muy particulares en los comedores escolares las Ampas seguirían al frente de las cocinas. 

No es cuestión de mesa pública señora delegada (mejor habría estado callada) es decisión política de cambiar una situación que no se ha explicado desde la consejería, y si se ha hecho, no se ha entendido demasiado bien. 

¿Han consensuado con los sindicatos Ugt y Ccoo la decisión de privatizar los comedores escolares? 
Habría sido importante hacerlo, ¿no creen? 
¿Están los sindicatos Ugt y Ccoo en contra de que las Ampas sigan preparando las comidas de nuestros hijos y nietos en los colegios? 
Me gustaría conocer sus opiniones.

Si las Ampas lo estaban haciendo mal se denuncia y que con su pan se coman sus errores, si no es así, y ustedes no han dicho lo contrario, ¿qué interés les lleva a meter en los comedores escolares a empresas privadas, algunas de ellas denunciadas en otras ciudades y en otros comedores? 

No me vengan con viejas y rancias historias, sabemos cómo son esas mesas públicas de transparentes y por donde se pasan los baremos cuando lo manda el político de turno. 
Eso ya no cuela señores políticos. 

Algún día sabremos de verdad quién y por qué está detrás de esas decisiones. 
Los reales intereses por el que las toman se abrirán camino, no lo duden, por mucho que intenten ocultarlos bajo las faldas de una mesa pública, otra más de las que tanto gustan a los líderes políticos para esconder sus manejos, triquiñuelas y martingalas.


Son bastantes ciudadanos los que prefieren que sean los padres los responsables de dar de comer a sus hijos y no una empresa privada que lo único que busca son unos intereses económicos legales a final de año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario