miércoles, 21 de septiembre de 2016

¡Que no coño, que no sale el Pgou!

Frenazo al Pgou


¡Que no coño, que no sale el Pgou de Almería por mucho que se empeñen!


Que no quiere la Junta, ¡coño! que Almería tenga Pgou; 
que no quiere el Psoe, ¡coño! que Almería tenga Pgou; 
que no quiere el tal Marín de Ciudadanos, ¡coño! que Almería tenga Pgou. 

Almería lleva esperando más de diez años a que la Junta de Andalucía, o del Psoe que es lo mismo, le apruebe un plan de urbanismo, más de diez años. 

He ganado no sé cuantas cañas con gambas apostando, siempre que ha aparecido alguna noticia sobre la posibilidad de que la Junta estaba en buenas condiciones, a que tampoco en esa ocasión se iban a aprobar. Ya se sacará de la manga algún inconveniente de última hora para que la negativa vuelva a estar sobre la mesa, era mi argumento. 

Y siempre ha estado ahí el oportuno informe o inconveniente para que la cerveza y las gambas en La Cañada de San Urbano no me tocara pagarlas a mí.

La aprobación del Pgou de Almería es una cuestión política entre el Psoe y el Pp, no es de problemas técnicos, por mucho que nos lo intenten vender así los funcionarios desde las distintas administraciones de la Junta con responsabilidad en el tema. 

En las reuniones de los técnicos de junta y ayuntamiento se llegaba a acuerdos, parecía que se estaba en el buen camino. 
En el ayuntamiento así se lo creían los concejales de buena fe que anunciaban que el Pgou ahora sí sería una realidad. 

Pobre mío. 
Otro engañado. 
Otro llevado al huerto. 

La última palabra de los señores de Sevilla era siempre negativa. 
Cualquier peregrina idea que se le ocurriera al más listo de la Junta se encargaba de dejar en el dique seco el Pgou.
Y así llevamos no sé cuantos años. 

Lo último conocido es que Consejo Consultivo de Andalucía pone un nuevo freno a la actual redacción del documento. 
Parece ser que los ediles almerienses del Pp no son muy duchos en flamenco (no saben ni cantar por tarantos) y algo ha ocurrido con la peña el Taranto y su entorno al que se opone el consejo. 

Propongo que la redacción del Pgou de Almería lo hagan mis amigos Pepe Sorroche y El niño de las Cuevas. 
Está visto (por lo último que hemos conocido sobre el mismo) que para redactar el plan no hace falta saber de urbanismo, con cantar bien flamenco está arreglado el documento, y Sorroche es un gran maestro con el taranto en sus labios y Antonio un monstruo con la guitarra en sus manos. 
A por el plan maestros.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario