jueves, 8 de septiembre de 2016

¡Me entra la risa floja!

Municipal


¡Los vecinos de Almería decidirán en qué se gastarán los presupuestos!


¿Vamos también a decidir qué concejal o ediles pagan las multas y los errores que asolan el parquet municipal? 

Cada vez que nos salen con la historia de que los vecinos van a decidir en que se gastaran los presupuestos del ayuntamiento, cualquier ayuntamiento, a uno le entra la risa floja. 
¡Ay, que me parto! 

¿Y por qué no decidimos el sueldo de los señores concejales? 
Eso, eso. 
¿Nos dejaran meter baza en lo que cobran por asistencia a plenos y comisiones? 
¡Mira que tiene usted interés en meterse con los dineros que cobran los veintisiete más listos de la plaza Vieja! 

¡Poco es lo que ganan con lo mucho y bien que trabajan por todos nosotros! 
No sé qué decirle. 
Que son listos, es indudable, ahí los tiene usted viviendo de nuestros impuestos, lo de trabajar mucho y bien, no sé, no sé. 

Es que se les llena la boca, se le atraganta con tantas palabras, que de esas sí que tienen, que hasta ahora nunca se han cumplido y que veo complicado que lo vayan a hacer ahora. 
Dicen que lo van a intentar, no son los primeros en hacerlo, pero que lo hagan, lo mismo en Almería estamos ante la futura generación de la política. 

Mientras llega esa generación, esperemos que no tarde mucho, y los vecinos hacen los presupuestos, 
¿qué concejal va a pagar la multa por hacer unas aceras sin permisos? 
¿Quién? 
Al final el ciudadano. 

Ellos meten la pata y pagan otros. 
Se cuenta por mentideros políticos municipales, seguro que no aparece en la página de transparencia, que al ayuntamiento le puede caer una multa ¿otra? de unos seis millones de euros (ya se lo contaremos en otro momento), si esa multa se hace realidad, que se hará: 
¿qué concejal o ediles tendrán que poner de sus bolsillos los seis millones de marras?

Si quieren tanto a los vecinos que los usen para todo, no sólo para lo que a ellos les interesa que es lo que vienen haciendo hasta el momento. 
Me parece una magnífica proposición de Izquierda Unida el que se cuente con los ciudadanos a la hora de decidir temas importantes, pero que no se quede en la verborrea demagógica a que nos tienen acostumbrados y que es lo que ha venido ocurriendo hasta ahora. 

También podríamos decir aquello de: 
¿Si tiene que decidir el ciudadano en que se gasta el presupuesto para qué puñetas les pagamos a ustedes el sueldo? 
Eso, eso, para qué puñetas se lo pagamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario