viernes, 23 de septiembre de 2016

Los dirigentes agrícolas y la comercialización

Agricultura


Para los sindicatos agrarios la campaña comienza con los mismos mimbres


Dice Coag y Asaja que ha comenzado la campaña agrícola con los precios por los suelos, como los pepinos y el calabacín y con el silencio de la comercialización que no ha movido ficha en todos estos meses. 
Y no creen que la vayan a mover. 

En las reuniones y convenciones agrarias, sean con políticos o sin ellos, las bocas se les llenan a los dirigentes con el problema de la comercialización. 
Y parece que la solución está en las puertas, que las tienen esos señores que llenan las páginas agrícolas de la prensa como los gurús de las cooperativas, las alhóndigas y las Sat. 

Pero ahí tienen a los sindicatos denunciando en el inicio de la campaña que de lo dicho nada de nada, que se estás tirando producto. 
Vamos, que todo lo que se dijo se ha quedado en agua de borrajas. 
Y una campaña más los pequeños agricultores viven en la zozobra de una comercialización de sus productos, con unos precios, ya demostrados en infinitas ocasiones que no cubren los costos y  tirando pepinos. 
  
Dentro de unos meses, cuando la campaña esté diciendo adiós y los precios sólo hayan hecho felices a los mismos de siempre: los dirigentes de las empresas, volveremos a las reuniones y convenciones y poner blanco sobre negro el problema de nuestra agricultura:
 “Su comercialización”. 

Pero ahora que se inicia la campaña el silencio es la norma de estos estupendos y fenomenales dirigentes. 
Y así viene ocurriendo año tras año. 
Y el agricultor a la espera de que esta sea mejor y que con ella pueda pagar los préstamos acumulados de anteriores. 
Y así vive el pequeño agricultor almeriense, con la esperanza de que un milagro haga subir los precios de los productos, los saque de la ruina que vienen soportando y les quite algún embargo que les ronda cerca.


La agricultura tira de la economía almeriense, pero parece que ni nos interesa ni nos preocupa. 
En alguna de las ferias agrícolas que se celebran fuera y dentro de nuestras fronteras, volveremos a escuchar a los “santones del sector” poniendo el grito en el cielo y aventurando soluciones. 

Dos días de crítica de cara a la galería social y vuelta a las andadas. 
Y no lo digo yo, que también, ahí están los sindicatos Coag y Asaja poniendo el dedo en una llaga que se hace eterna bajo el plástico de esta tierra nuestra. 
Ya veremos lo que hace el pimiento este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario