miércoles, 14 de septiembre de 2016

El postureo de los políticos y la desidia de los empresarios

Postureo


José Carlos Tejada, cara visible de la Mesa del tren, habla claro.


Para este sindicalista metido a defensor ferroviario en sus horas libres lo que están haciendo los políticos es todo “postureo”. 
“Postureo” en Madrid con el gobierno, “postureo” en Almería con el ferrocarril y los ciudadanos. 

Supongo señor Tejada que a estas alturas de la vida, la suya y la mía, no le debe extrañar nada de lo que hacen los señores políticos. 
Dígame una, sólo una cosa en la que los políticos almerienses no hayan estado ante el “postureo” obligado por sus partidos. 

Cierto que algunos casos aislados se han producido por aquí. 
Ramón Ponce dimitió estando de senador con la UCD, también lo hizo Luis Pérez siendo diputado del Psoe y con la salida de la política de Salvador Fuentes del Pce se perdió una cabeza privilegiada para la política almeriense. 

Tres rayas en el largo mar de nuestra democracia, es posible que haya alguna más, pero estamos ante decisiones personales, hombres que vieron que no estaban por la labor de seguir en el “postureo” a que les obligaban sus partidos. 
De los demás no sé usted, pero tengo la impresión de que muy poco podemos esperar el resto de los ciudadanos. 

Harán en cada momento aquello que les mande el partido, que al fin y al cabo es el que los pone en una lista para que sigan viviendo del erario.

De los empresarios dice el señor Tejada que ha notado cierta “desidia” en el tema del ferrocarril. 
¿Sólo cierta desidia? 
Que benevolente es usted, don Juan Carlos. 

Si no hubiera subvenciones estoy convencido de que los empresarios serían más voluntariosos, más drásticos, más “moscas cojoneras” como dijo el presidente de Asempal, pero mientras existan las mismas, y van a estar siempre ahí para control del personal, los empresarios responderán con cierta desidia a temas que les puedan complicar el recibir las siempre necesitadas ayudas que les llegan a través de los políticos.

 ¿Desidia o “postureo”? 

No debemos olvidar que las direcciones de las organizaciones empresariales, como las políticas o las sindicalistas tienen unas claras intenciones: 
Mantenerse en el poder. 
Y para ello harán en cada momento lo que más les convenga a sus intereses.

Y si esos chocan con el de los ciudadanos surge el “postureo”, la desidia o el ponerse de perfil y a esperar que pase la tormenta.

Lo importante es que haya voces libres y dispuestas a denunciar “postureos” políticos y desidias empresariales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario