viernes, 19 de agosto de 2016

Y ayer fue aprobada en pleno

Luz y taquígrafos


Por unanimidad sale la ordenanza sobre transparencia municipal


No son los políticos partidarios de las unanimidades cuando no les afectan a sus muy particulares intereses y a sus bolsillos. 

Si la ordenanza sale con los votos de todos los partidos en la comisión, seguro, seguro que algo esconde. Como no la conocemos, sólo lo que por encima se nos ha contado, no podemos ahondar y leer en sus siempre interesantes entre líneas. 

En una ordenanza no es lo más importante lo que se recoge en esas líneas, sino más bien lo que no se transcribe. 
Y ahí es donde empiezan las sospechas de los ciudadanos. 
Nos van a montar una nueva página en internet, y con ello que nos quieren dar a entender, con no subir a la red los contenidos que no les interese, apaga y vámonos. 

¿Se van a grabar las comisiones y pasarlas a esa página para que las puedan oír los vecinos? 
Los martes se reúne la comisión de gobierno del Pp, ¿se va a grabar y darla a conocer a los ciudadanos? Eso sería transparencia, lo que ustedes quieren y van a hacer, con el apoyo de los demás partidos, no deja de ser un paripé. 

¿Se va a dar cuenta cada mes de las nóminas de los políticos? 
No de los funcionarios, ¿de vosotros, los políticos? 
¿Lo que cobráis por asistencia a comisiones, a plenos, por desplazamientos, dietas y cualquier otra zarandaja? 

Si de verdad queréis comernos el coco con lo de la transparencia, vamos a que sea de verdad.  
Queremos conocer los pliegos de condiciones que presenten las distintas empresas al ayuntamiento para obtener cualquier servicio. 
No nos vendáis la piel del oso antes de cazarlo, que parecéis vendedores de El Corte Inglés.

Lo de que “el ciudadano no debe saberlo todo, que no está preparado” está pasado de moda. 
Hoy el ciudadano tiene tanta o mayor capacidad que los señores que nos están gobernando, por lo que si quieren transparencia que lo hagan con todos y cada uno de los movimientos que se dan en el ayuntamiento.

 Lo otro, lo conocido hasta el momento, sólo es una excusa más para dar a conocer lo a que a ellos, los políticos, les interesa.
Vamos a esperar a que se nos dé el texto completo para poder analizarlo, pero por lo conocido hasta ahora no se pueden lanzar las campanas a cantar las excelencias de la transparencia que nos quieren vender los veintisiete más listos del consistorio. 
Por no contar ni Sánchez nos cuenta la historia de la famosa cena vip del Mesón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario