miércoles, 10 de agosto de 2016

Treinta años llevamos de Peris

 Los peris en el limbo de la política


El ayuntamiento de Almería y la junta de Andalucía han decidido abandonar su colaboración en la historia de los Peris. 

Estos nacieron hace muchos años, pero muchos, y ahora andaban los pobres sesteando. 
Un invento de los señores de la junta en el que tuvo que participar el ayuntamiento capitalino (hay quien que asegura que tuvo que entrar por pantalones) para dar una solución urbanística y social a los barrios marginales de la capital. 

Caso de San Cristóbal y de la Chanca. 
Los dos más famosos. 

Hay que contar que se montaron sus magníficas oficinas, que en ellas estuvieron trabajando durante años y con un buen sueldo los llamados entonces “agitadores” sociales y políticos y que los resultados de todos estos años en estos barrios aún están por valorar. 

Se han hecho cosas ¡puñetas! tras algunas décadas algo tenía que verse, pero el recuento final es que la junta y el ayuntamiento se han devuelto las cartas (no sabemos si de amor o de odio) y han roto el compromiso con los Peris. 

Apuntemos más bien a lo segundo: 
El odio entre los partidos y sus políticos. 
Según añaden en la relación no salen las cuentas.

No las del rosario de mi madre, más bien las del dinero. 
¡Dichoso parné! 
¿Quién se lo llevao? 
No sea mal pensao hombre, que los sueldos pagados han sido cuantiosos.

Bueno, pero algo tendrán que decirnos los señores del Psoe y los del Pp. 
Peris sin futuro, barrios medio abandonados y parné que no sale o no aparece. 
¿Nos están indicando desde alguno de los dos frentes que se ha perdido el tan rico y deseado parné que debería haber cambiado la fisonomía de estos barrios y acercarlos al siglo veintiuno? 

Está visto, donde meten la mano los políticos (no todos, ciertamente, pero parece que demasiados por los casos que se van conociendo) al final siempre se les pega el mismo protagonista: 
El billete. 

No les importa que sea verde, naranja o azul, siempre que sea de curso legal. 
¡Qué bonicos son!
¿Cuesta tanto trabajo que dos partidos rivales como son Pp y Psoe pongan los intereses de los ciudadanos por encima de los suyos? 
Cuesta, cuesta. 

Es increíble, pero no hay tema que afronten que no salgan los dos por tres calles, y como siempre con el perjuicio para los ciudadanos. 
Bueno, no en todos los casos, cuando afrontan sus sueldos, sus asesores y sus gastos de grupo todos a una, como en Fuenteovejuna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario