miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Trajes de Faralaes o de refajonas?

Refajonas


¿La oposición molesta por el trato dado en la feria a Acción Almería?


Son unos independentistas, quieren sacarnos de Andalucía, están por la división, Almería ha sido siempre Andalucía. 
Total, estos chicos de Acción por Almería son el demonio con rabo. 

Lo peor de todo es que los están apoyando los del Pp municipal. 
Y eso lo dicen unos partidos que han sido aliados de los nacionalistas en el norte y que ahora defienden a Otegui en Europa o se ponen de perfil. 
No lo entiendo. 

Si en las fiestas de Almería te vistes de refajona estás contra Andalucía, eres un independentista, eres un antipatriota. 
Sólo les ha faltado acusarlos de fachas (que es en el fondo lo que se daba a entender) a los almerienses que dicen defender una vestimenta tradicional. 

¿La libertad no es dejar que la gente haga lo que quiera siempre que se haga dentro de la legalidad y el orden? 
¿La democracia no es la defensa de las ideas, siempre que no se haga con una pistola disparando contra una nuca? 
Pues va a ser que no. 

Aquí da la impresión de que unos españoles pueden defender sus ideas hasta con pistolas y otros no pueden ni sacarlas (las ideas) de los viejos y apolillados armarios. 

Unos pueden sumarse a gobiernos que quieren romper el país, que han insultado en más de una y de dos ocasiones a los andaluces, empezando por el poco honorable Pujol, mientras otros no pueden en su casa ni abrir los baúles y sacar las ropas de sus abuelos.

Cierto que los trajes regionales almerienses necesitarían pasar por el taller de Cañizares, Paco, no favorecen, no acompañan a la belleza que la mujer almeriense tiene. 
No las veo abandonando el de faralaes, ajustado a un cuerpo que se luce con arte y gracia, por el de las refajonas, nada atrayente en sus cuerpos. 

No es Acción por Almería el peligro para el futuro de Andalucía, el peligro son esos políticos que sentados en la Junta y en el parlamento vienen dejando de lado las necesidades de esta provincia desde hace más de treinta y cinco años. 

Algunos olvidan que hace años Almería no votó por unirse a Andalucía y que la metieron los políticos, siempre ellos, por el interés de unos señores de Madrid y Sevilla. 
Desde entonces la tienen guardada. 
Vaya si la tienen.


Noto cierto temor en los políticos tradicionales almerienses. 
No les gustan los cambios, o lo parece, prefieren lo malo conocido, no están por degustar cambios, por probar nuevos sabores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario