sábado, 6 de agosto de 2016

Almería ya empieza a oler a feria de mediodía

Feria de agosto


Almería se dispone a vivir la feria con menos casetas en el recinto ferial


Se desconsuela la edil de fiestas y grandes eventos, llora el señor alcalde, intenta poner paños el portavoz, pero la feria de este año nos va a dejar un recinto ferial con menos casetas. 
Y encima, claman desde la plaza Vieja, después de haber bajado en un cincuenta por ciento las tasas para su montaje. 

Somos unos desagradecidos los ciudadanos. 
Nos las ponen como al Fernando aquel y ni lo intentamos. 

Durante los pasados meses de septiembre han sido muchas las voces que se han levantado contra una feria que iba perdiendo empuje durante la noche, mientras que la del mediodía, superando las zancadillas de los propios ediles del equipo de gobierno, se convertía en centro de reunión de jóvenes y mayores. 

Y cuando los políticos lumbreras de nuestro ayuntamiento convocaban citas durante las noches en el centro (plaza Vieja por ejemplo), éste lograba unos llenos apoteósicos. 
Se les ha dicho por activa y por pasiva que el recinto ferial y sus casetas nocturnas están perdiendo interés para el ciudadano, pero no se quieren dar cuenta.

Las casetas pierden dinero todas las ferias, de ahí que cada año sean menos y más pequeñas. 
¿Dónde se ha quedado aquella inmensa caseta del Psoe, donde cada noche se daban cita miles de almerienses? 

Los mojitos en la de Iu defienden un poco el pabellón, pero no es suficiente para mantener una feria como la de Almería. 
Los demás partidos y sindicatos están diciendo adiós, y con ellos la mayoría de las de empresas. 

La recaudación se acaba para la mayoría de ellas a las doce de la noche, lo más a la una de la madrugada, y así no es posible defender económicamente una feria de seis días. 
Hagan lo que quieran señores responsables, pero la feria del mediodía acabará tragándose a la de la noche en cuanto lleguen al ayuntamiento un par de ediles con valentía y decidan con algo de cabeza los cambios necesarios.


Busquen un lugar en el centro para la calle del infierno (Puerto-Ciudad) y dejen que las calles, plazas y rincones de Almería se conviertan en el más hermoso recinto ferial para unos calientes días de agosto que nos despiden del verano. 

¿Se nos quejarán algunos vecinos? Algunos ya lo hacen hasta con las terrazas de los bares de la zona centro, por lo que se quejaran, no me cabe la menor duda. 
Por quejarse hasta de las procesiones de Semana Santa se quejan algunos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario