miércoles, 17 de agosto de 2016

¡A la rica tapa de Almería!

Gastronomía


La Junta no ha querido destacar las tapas de Almería como interés turístico


Por lo que les hemos escuchado a los políticos responsables de aquí y de Sevilla, incluido algún edil de la capital, la Alcazaba no tiene interés alguno para ellos. 
El Cable Inglés ni aparece en los papeles; un puerto deportivo en la capital no interesa por ahora; para qué hablar de un casino que pueda ser un acicate para el turismo. 

Por dios, cómo se le ocurre pedir un centro de esas características, un casino es un centro de corrupción, un lupanar, un lugar para jugadores depravados. 
¿Quiere usted que las familias se dejen el poco dinero que ganan en esas máquinas de perversión? 

Me han convencido, coño, a tomar por saco el casino. 

¿Y de las tapas de Almería? 
¿No hay nada interesante a destacar en ellas? 

¿Sabe usted a donde nos llevan las tapas? 
A los bares, y... 
¿Qué se hace en los bares? 
Beber alcohol, y... 
¿Qué le hace el alcohol a nuestro organismo? 

Nada bueno empezando por el hígado. 
Y encima las familias se dejan lo poco que ganan en las barras de esos bares. 

¡Puñetas! 
Tienen razón estos santos políticos de la Junta de Sevilla, hay que ver lo que se preocupan de los jóvenes y su futuro. 
Me han vuelto a convencer: 
Hay que cerrar los bares de Almería y defendernos de sus ricas tapas que nos llevan al alcoholismo. 

Están pervirtiendo a las nuevas generaciones de almerienses con el alcohol y las ricas tapas de los nuevos gastrobares, los viejos ya no tenemos solución, nosotros nos quedamos con el pincho, la tocineta y los michirones de la Reguladora, sin olvidar al kiosco Amalia para cerrar la noche.

Lo cierto es que o nos tomamos a los señores de la Junta con cierto regodeo o “cachondeo” o tendríamos que empezar a declararlos personas poco gratas por estas tierras. 
Estamos cansados, hartos los almerienses de que unos señores a cuatrocientos kilómetros de distancia nos digan lo que podemos y no podemos hacer. 
Lo que podemos o no podemos comer o beber.

Es de aurora boreal que no reconozcan a algo que ha sido una nota de distinción en Almería. 
No hay mayor fiesta para el ciudadano que la gastronómica, hay quien asegura que encima es cultura, ahí no llego, pero si los políticos del Psoe de Sevilla no son capaces de reconocer que Almería ha sido una hermosa isla donde hemos disfrutado de una fiesta gastronómica en cada bar, más vale que empecemos a pensar en la “independencia” y que les den a esos políticos un soplo de poniente y a los tres días el de levante, lo mismo se les aclaran las abrasadas ideas que nos demuestran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario