viernes, 15 de julio de 2016

Para cuando un político un cargo

Benahadux


Juan Jiménez deja la alcaldía para dedicarse al congreso


 El alcalde de Benahadux, el socialista Juan Jiménez, nos anuncia que el 22 de julio deja la alcaldía tras trece años al frente. 
Lo de un hombre un cargo tendría que ser de obligado cumplimiento en la política, por eso hay que agradecerle a Juan ese paso al lado, cuando en su partido siguen existiendo personas con dos, caso por ejemplo de Juan Carlos Pérez Navas en el ayuntamiento de la capital y en senado. 

El acaparar cargos ha sido una constante en los políticos, mira que les cuesta dimitir de cualquier carguillo, y es que aunque de algunos no tienen sueldo, siempre había alguna tarjeta más o menos opaca, alguna dieta a cobrar o alguna prebenda o mordida que aparecía cuando menos lo esperabas. 

Vamos a ver lo que hace Eloísa Cabrera en el Pp y Clemente en Ciudadanos. 
¿Me dejo alguno? 

Si Juan confirma  el día veintidós la marcha de la alcaldía de su pueblo, tendremos que entender que no habrá terceras elecciones, pues no sería de lógica que dejara la alcaldía y se presentara a otras elecciones con la incógnita que suponen las mismas. 

Por muy satisfecho que diga Fernando Martínez que se siente de las votaciones del pasado veintiséis de junio en la capital, yo de Juan no me fiaría, nunca se sabe lo que puede hacer el ciudadano a la hora de depositar su voto. 
¡Quién le iba a decir al ético general de Podemos que en Almería no le iban a hacer mucho caso a la hora del voto! 

En política no te pongas la piel del oso hasta que no lo hayas cazado y a ser posible desollado.

Juan Jiménez deja la política más cercana al ciudadano, la del ayuntamiento, va a luchar por los almerienses en la lejana capital del reino. 
Estará más tranquilo, de eso no hay ninguna duda, pero le faltará el calor de la gente, su gente, la crítica cercana del vecino, el apoyo en las aceras de amigos y enemigos. 

Se irá despegando del pueblo y dentro de unos meses será el señor diputado en las cortes, pero habrá dejado de ser el alcalde que se pasea entre los baches de sus calles. 
Y eso pesa lo suyo en un municipio como Benahadux donde todos se conocen, todos se quieren o todos se odian. 

Trece años al frente de un ayuntamiento pesan lo suyo, y más de ocho, pensamos algunos, no se debe estar en los cargos. 
Lo importante Juan es que consigas en los madriles el mismo cariño y respeto que has logrado como alcalde de tu pueblo. 
Que sea para bien.





No hay comentarios:

Publicar un comentario