miércoles, 27 de julio de 2016

¡María, María, María!

La maría


Por el bien de los barrios habrá que pensar en legalizar la maría



La maría es un producto que muchos colectivos vienen pidiendo que se legalice desde hace muchos años, empezando por los que la usa de forma terapéutica o los que sin trabajo y con poco futuro sólo quieren colocarse un poco los fines de semana. 

Hay que reconocerle a la dichosa maría una seria de ventajas a tener en cuenta: 
Te quita dolores, padecimientos, te hace olvidar un mal de amores, pone alegre y cachondo al compañero o compañera, te coloca sin tener que pasar por las colas de Inem, y si te dedicas a su cría da unos buenos dividendos. 

Se habla de unos dos mil quinientos euros por planta. 
Me parece una exageración, pero es lo que me cuenta alguien que del tema sabe lo suyo. 
Se entiende que en tiempos de crisis los ciudadanos busquen una salida a sus cuitas económicas. 
Con los sueldos que corren por nuestras empresas no está nada mal dos mil quinientos del ala por planta.

Problemas que tiene, que los civiles están encima y te pillan con una facilidad pasmosa. 
Este año se están poniendo las botas. 
No pasa semana sin que la subdelegación de don Andrés García Lorca anuncie otra captura de maría en Almería o en algún pueblo, donde también se está o se ha estado produciendo en grandes cantidades. 

Si es cierta la estadística que presume que sólo se decomisa el diez por ciento de la que se produce, Almería está este año que se sale a la hora de producir ¡maría, maría, maría!. 
Claro que de ese negocio y sus beneficios nadie quiere hablar. 

Otro problema que tiene es la cantidad de energía eléctrica que necesita para su crecimiento, y claro, el enganche es costoso, y lo peor, se evidencia su gasto que es un motivo a controlar por el servicio de los civiles. 

Solución: 
A la ilegalidad. 
Conexiones sin avisar a Endesa, por la cara, y tras la conexión aparece el apagón en la zona. 
Y con ello el enfado de los vecinos de barrios como Pescadería, Puche, etc.


Se quejan los vecinos de estos barrios de Almería de la cantidad de comida que tienen que tirar tras los apagones que vienen soportando. 
Los apagones en estos barrios, según Endesa, se deben a enganches ilegales de los que están criando ¡maría, maría, maría! y al ser eso, ilegales, la empresa no responden ante las demandas de los vecinos. 

¿Y por qué no la legalizan, eso, eso, lo mismo así se les acaban los problemas a los vecinos, no creen ustedes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario