miércoles, 13 de julio de 2016

La niña de la corona se desmorona

Galasa



Responsables económicos de Galasa de baja médica por estrés



Suena a cachondeo político-económico si no fuera real como la vida misma. 
Galasa,  durante muchos años, ha sido la empresa de la corona. 
O por lo menos así la han venido vendiendo los distintos presidentes de la diputación. 

¿Qué ha ocurrido para que en estos momentos Galasa sea una ruina, con mala prensa, sin pagar a sus trabajadores, vilipendiada por los políticos de la oposición en la institución y con los responsables económicos en manos de los médicos por estrés? 

Se dice que el culpable es un diputado con el que no se entienden los directivos de la empresa. 
No me vengan con monsergas, el culpable sólo tiene un nombre: 
Gabriel Amat. 

Lo que ese diputado está haciendo en la empresa cuenta con las bendiciones del presidente de la diputación. No creo que se atreva el señor Lázaro a hacer en Galasa lo que a él le venga en gana y le salga de... Cumplirá las órdenes de Gabriel Amat, que para eso es el factótum político de la institución. 
O me quiere convencer alguien de que el presidente Amat no se entera de lo que ocurre en una empresa que ha sido la niña quince, la más bonita de diputación.

Vale que la oposición, especialmente el Psoe, se ha puesto duro, muy duro dirán en el Pp con el futuro de Galasa, incluso podrán decir que están siendo bastante irresponsables ante la situación que vive la empresa, pero las órdenes en las mismas las viene dando el Pp desde hace unos años, por lo que la situación que vive Galasa sólo tiene un culpable: 
Gabriel Amat. 

Por activa o por pasiva el responsable de la empresa ha dejado que se vaya deteriorando la situación, la económica y con ella la social, y la solución no es esconderse en la crítica de la oposición mientras se arruina y se pone en entredicho el futuro de la responsable de llevar agua a muchos grifos de nuestra provincial, especialmente en el levante almeriense.


Don Gabriel Amat, desde su doble presidencia: Diputación y Galasa le debe una explicación lo más clara posible a los ciudadanos ante la situación que se vive en la empresa del agua. 
No es de recibo que se esté poniendo en peligro desde la política una entidad que ha costado bastante dinero a los ciudadanos y que debe ser punto de donde beber los almerienses. 

La última subida del agua en el Levante y Almanzora, con el voto en contra del Psoe, debe ser aclarada con las cuentas y los números.

No hay comentarios:

Publicar un comentario