sábado, 25 de junio de 2016

Y mañana toca votar. No sea inglés

Reflexión


Y mañana los almerienses estamos llamados una vez más a votar


Lo primero que habría que pedirles a los políticos es que desaparecieran los llamados días de reflexión, que no vienen a cuento, así como la prohibición a publicar encuestas la última semana. 
El ciudadano de España ya es mayorcito como para tener que defenderlo de publicidades que puedan manipularle el voto en el último momento. 

Eso pudo servir para los años setenta, hoy está fuera de toda norma y lógica democrática. 
A los de la vieja política no les ha interesado cambio alguno, ¿lo harán ahora los que se llaman nuevos y que al verlos trabajar resultan tan carcas como los demás? 

Vamos al día de mañana. 
Los cuatro partidos con representación el pasado 20D esperan mejorar los resultados de esa fecha, o por lo menos quedarse como están. 
Esas encuestas que nadie se cree son tozudas, y vienen a crear inquietud entre los militantes y especialmente en algunos candidatos de los partidos. 

Un cambio como el que prevén las encuestas es muy difícil, aunque no imposible. 
Los datos del dos mil once no se van a volver a repetir en la historia política de nuestra provincia, eso es evidente, pero siempre puede aparecer la sorpresa. 

Todos se darían con un canto en los dientes si se repiten los resultados.
 Salvan los muebles y a los candidatos. 
Cualquier cambio puede ser un desastre para uno de ellos.

El más factible, el que las encuestas dan con mayor posibilidad es el que el Psoe pierda un escaño, dejando a mi amigo Juan Martínez en la cuneta y que este caiga del lado del Pp o de Podemos. 
Los datos conocidos están más cerca del segundo de Podemos que del tercero del Pp, pero es el pueblo el que tiene que decidir con su voto. 

Todo es posible, todo puede ocurrir en política. 
A mí me cuesta creer que el Psoe va a perder tantos miles de votos almerienses como para quedarse con un solo representante en el parlamento, o recuperar tantos el Pp como para llegar al tercero. 

Lo que sí parece más evidente es que Podemos va a aumentar su voto en la provincia lo que podría acercarle presumiblemente al segundo escaño en el congreso, mientras que Ciudadanos, aun perdiendo algún voto va a seguir manteniendo al hombre de la clara mirada en el parlamento madrileño.


Todo eso mañana lo harán o no realidad los almerienses. 
Lo importante es que no nos equivoquemos, y mucho me temo que lo vamos a hacer. 
Tropezar es nuestro sino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario