viernes, 3 de junio de 2016

Nos engañan, nos ningunean con los cursos

Cursos ilegales


La Junta en Almería nos avisa de cursos fraudulentos


El señor Tortosa, delegado de la Junta en materia laboral en Almería, en un alarde de generosidad, nos informa a los ciudadanos de que se ha detectado la celebración de cursos fraudulentos en nuestra provincia. Lo más gracioso es que no nos dice los nombres de las empresas y el de los cursos celebrados. 

A nadie se le oculta que los cursos se dan en nombre de nuestra madre y protectora la Junta, que de ellos puede depender su futuro puesto de trabajo, o el que pueda “asulfatar” la única parra que crece en el patio de su casa. 

Ni qué decir tiene que nada de usar herbicidas en su huerto si no tiene el curso hecho, visado y pagado a la Junta. 
Y ahora nos viene el señor Tortosa y nos dice que esos cursos lo mismo son fraudulentos. 
Vamos que son ilegales. 

¿No cree el señor delegado que debía dar más datos sobre los cursos y las empresas que los han dado para que el personal de pueda hacer una idea, lo más clara posible, si ha sido uno de los engañados, timados por esos linces que se reparten por el asfalto político que ustedes van regando?

Obligan a ancianos parraleros y agricultores de entre sesenta-setenta años, incluso más, ha hacer un curso para tener un carnet de “azufraor” y manipulador de herbicidas. 
Le comunican que si no tiene el curso le pueden poner una multa, y encima que a partir de una fecha no le van a vender productos si no presenta el carnet. 

Y ahí me tienen a cientos de viejos pagando entre cincuenta y setenta y cinco euros para hacer el curso. 
Si le cuentan a usted el curso que les han dado es como para no volver a votar en la vida, no pagar a hacienda nunca más y meterse de lleno en la economía sumergida. 

¡Anda y que les den viento fresco a todos estos embaucadores políticos! 

Pero la gente, confiada gente, va, paga la cuota que le piden y hace curso de “asulfatados” y otras variantes agrícolas. 
Y al cabo de un tiempo sale don Miguel Ángel Tortosa y nos dice que se ha detectado la celebración de cursos fraudulentos en este y otros apartados. 
Y se queda tan tranquilo.


No nos dice el denunciante delegado, como sería su obligación, los cursos que se están investigando por fraudulentos, los nombres de las empresas que los han realizado y la solución que se le va a dar al personal que ha sido engañado. 
Porque es de imaginar que le tendrán que dar una solución. 
No esté tan seguro, oiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario