martes, 14 de junio de 2016

Los socialistas, el cis y el haraquiri

Encuesta


El Cis nos ofrece en Almería una encuesta para el haraquiri socialista


De entrada no me creo las encuestas. 
No es que se equivoquen en esta o en aquella ocasión, es que no han acertado una en los últimos años. 
Pero son, eso no tiene ninguna discusión, una tendencia de los ciudadanos a tener muy en cuenta a la hora de las valoraciones de los partidos, de las votaciones y de los políticos. 

Me cuesta trabajo creer que el Psoe pueda quedarse con un solo diputado en Almería, a la misma altura que Podemos y Ciudadanos. 
Un Psoe que tuvo todo el poder en la provincia no hace muchos años, un Psoe que ha recuperado votos en las últimas municipales y que salvó la cara y el segundo escaño el pasado 20D. 

Decía hace unos días en Almería la presidenta de la Junta: 
¿Qué le da la derecha a Almería para el comportamiento que tiene?, y lo que tendría que preguntarse la trianera es: 
¿Qué no le da el Psoe a Almería para que se comporte con ellos de forma tan cruel? 

Casi cuarenta años al frente de la Junta lleva el Psoe. 
Cuarenta años mandando desde la lejana Sevilla en Almería y sus gentes. 

Y eso es lo que se pregunta la gente de esta tierra: 
¿Qué ha hecho la Junta del Psoe por el futuro de esta provincia? 
Eso, ¿qué ha hecho? 
Sin olvidar algunas de las grandes meteduras de pata de los gobiernos socialistas en Madrid, caso del Plan Hidrológico Nacional por parte del bobo solemne. 

¿Creen ustedes que Almería puede olvidar en algún momento la derogación del plan por parte de Zapatero? No creo que eso ocurra en mucho tiempo.

La encuesta del Cis viene a recordar al Psoe los resultados de otras elecciones, de otros años en los que ellos no han cambiado de paso, se han mantenido impertérritos ante una política que ha venido olvidando a Almería y sus gentes. 

El pasado mayo fue la ilusión en algunos pueblos, se decían que habían conseguido cambiar la tendencia. 
Lo único que había cambiado es la situación de unos alcaldes del Pp que no dieron la talla y que se vieron en la cuneta política como se merecían. 

La cruel realidad la vemos todos los días en los colegios y sus barracones, en las prohibiciones en los campos, en la sanidad y sus colas, en el retraso de los pagos de la junta, en el cable inglés, en una alcazaba controlada, en unos puertos deportivos que no existen y otro que no funciona, en un turismo amordazado, en un casino esperado, en un pgou necesario.

Si quieren ustedes seguimos, la lista es todo lo larga que se quiera, han sido casi cuarenta años de gobierno en la Junta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario