martes, 17 de mayo de 2016

Un soldado que va donde le mandan

El soldado


El general, Podemos, Izquierda Unida y la política


La presencia de Julio Rodríguez en la lista de Podemos por Almería ha levantado una polémica, no sólo en el entorno almeriense, también en el nacional, como no se esperaba ni ocurría desde hace décadas. 
Don Diego Bravo, el anterior cunero podemita no recibió las críticas que está recabando el general.

No ha sentado nada bien en algunas parcelas de poder de Izquierda Unida la dureza con que Rosalía Martín ha saludado al cabeza de lista por Almería, el general Rodríguez. 
Debe ser consciente la paisana de que su tiempo en la coalición está tasado, y que Pablo Iglesias le pedirá su cabeza a Garzón cuando pase el 26j. 

Hay una evidente razón en la crítica de Rosalía ya que ella y sus compañeros están llamados, junto a los de Podemos a hacer campaña a favor de este candidato, y por lo menos lo que se debía haber hecho, por aquellos que dicen traen la nueva democracia, es haber consultado el nombre de la persona que iba a encabezar la lista.

Ese ordeno y mando “por cataplines” que se está viendo por parte de Iglesias no deja muy bien parada a la formación, y muy tocado al candidato cunero. 
Podrá decir lo que quiera el señor Rodríguez, seguro que lleva a Almería en el corazón y que la va a defender hasta dar la última gota de su sangre ¡es un soldado!, y defenderlo con grandes alharacas doña Lucía y su cohorte, pero don Julio ha quedado marcado en Almería como paracaidista y cunero político.

 ¿Tan necesario está de un escaño en el congreso que permite que se juegue con su prestigio personal como lo viene haciendo Podemos? 
Ayer a Zaragoza, hoy a Almería. 
Y si tampoco saliera ¿por dónde lo mandarían la próxima vez? 

¿De verdad está usted dispuesto a soportar que se le siga criticando desde Almería por cunero y paraca, por imponerlo a dedo y con dos pares el señor Iglesias?


No lo entiendo mi general. 
A la política hay que llegar con el orgullo de que la gente que te vota te admira, y que la que no te vota te respeta. 

Me da la impresión de que eso no se da en Almería con su persona. 
Usted no tiene la culpa, es evidente, la dirección política ha jugado con usted y con los almerienses de Podemos y de Izquierda Unida, pero el calvario lo va a vivir en sus carnes. 
Dos caminos tiene, el de no admitir el encabezar la lista, que le honraría, y el de quedarse y ver en la cara de muchos almerienses lo que sienten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario