lunes, 30 de mayo de 2016

¡Ha nacido Julio-man!

¡Aleluya!


Es muy positivo para Almería que yo encabece la lista de Podemos
(Y se quedó tan pancho)


¡Gracias, mi general, muchas gracias! 
No sabe usted cuánto le agradecemos los almerienses el que haya aceptado ser nuestro representante en el parlamento español. 

Lloramos de alegría por las calles y plazas. 
Ponemos velas a nuestra Virgen del Mar, a la Pequeñica y hasta a Nuestra Señora del Resquicio. 
Usted, y sólo usted, va a sacar a esta provincia de la atonía en la que la han tenido los llamados partidos de la casta. 

Gracias a usted, mi general, estamos convencidos de que vamos a lograr que años de ignorancia, de atavismo, de mocos, esparto y lagañas queden olvidadas para las nuevas generaciones almerienses. 

Con usted, y sólo con usted, los almerienses vamos a dejar atrás los años de las lamentaciones, de las peleas por el agua, el tren y el materno infantil. 
Estoy convencido, estamos convencidos de que va a ser usted, mi general, la panacea que necesita Almería y sus gentes. 

Por conseguir va a lograr hasta que el precio del tomate cambien su rumbo en Europa y los agricultores tengan los beneficios que otros políticos no han conseguido para ellos. 
¡Si no existiera, mi general, a usted habría que inventarlo por el bien de esta provincia!

¡Con  un par! 
Sabiendo y reconociendo su valía como hombre de paz, como general, como antimilitarista y lo que de todo ello nos podemos esperar, si que a algunos nos habría gustado ver en usted un poco de humildad. 
No mucha, pero algo de ella no le habría venido mal en su exhorto sobre esta tierra y sus necesidades. 

Estoy por pedir a los demás partidos y sus representantes que ya no tienen por qué presentarse, que con usted nos basta, que estamos ante el nuevo héroe de y para Almería: Julio-man.

El hombre que va a devolver la alegría y la sonrisa a las caras de los almerienses. 
El hombre que va a traer agua de los picos de Europa a los invernaderos y campo almeriense, el que va a conseguir que el Ave aparezca por nuestras vías en esta legislatura, el que nos va a reconstruir un cable inglés de cara al turismo del futuro.

Hasta la alcazaba verá su gran transformación gracias a nuestro general-man.
¡Déjenlo solo, que nadie más se presente, con él solo nos bastamos, él sí puede! 
Con él y su mediática figura  en las televisiones estamos salvados los ciudadanos almerienses. 
¡Aleluya, aleluya, cantemos al señor por haberlo puesto en nuestro camino!


No hay comentarios:

Publicar un comentario