viernes, 27 de mayo de 2016

¡En campaña, no meter la pata!

Galasa


El Pp de diputación y Amat se muestran inteligentes por una vez


Han decidido que seguirán hablando de Galasa cuando pasen las elecciones del 26j. 
¡Bien! 
Era una tontería política subir el agua a miles de almerienses unos días antes de pasar por las urnas, ¿no les parece? 

Este tema no tenía ni que haberse planteado en estas fechas. 
¡Políticos! 
Es de imaginar que Adela Segura, que anda en la pelea por Galasa y sus nuevos estatutos, va a usar el precio del agua que quiere imponer el equipo del Pp a los vecinos de muchos pueblos del levante como piedra arrojadiza contra la candidatura de Mariano Rajoy. 
Y estará en su santo derecho. 

Me cuesta trabajo creer que dejar la subida aparcada hasta después de la votación popular haya salido de la cabeza de los actuales dirigentes, más bien hay que pensar que alguna voz de las asentadas en los escaños madrileños les ha debido llamar la atención a los Amat y Aureliano. 

¡No metáis la pata ahora con la subida del agua y el estatuto de Galasa! 
Y se lo han pensado. 
¡Menos mal, dicen algunos en el Pp.

Lo lamentable es que los partidos sigan haciendo política con el agua y pongan sus intereses por delante de los de los regantes y ciudadanos almerienses. 
Galasa está siendo una clara muestra de ello, y por si faltaba algo en la Mancomunidad del Bajo Andarax están en las mismas. 

En la primera hace de malo el Psoe, en la segunda el Pp. 
Te opones y me fastidias en Galasa, me opongo y de puteo en la mancomunidad. 
Con estos mimbres políticos que tenemos ¿qué nos podemos esperar? 
Pues eso, que se preocupen más por sus intereses de partido, clan o secta que por solucionar el grave problema hídrico que está viviendo nuestra provincia. 

Almería ya no tiene déficit hídrico, nos cantó don Martín Soler y don diego Asensio tras presentar el plan agua y mandar a hacer puñetas el plan del Ebro. 
Pues aquí nos tienen unos años después con las navajas políticas y las albaceteñas en las manos dispuestos a cortar los ríos de entendimiento que tendrían que estar tendidos entre la sociedad almeriense. 

Lamentable, y tanto, pero son los políticos que tenemos. 
Y el convenio del Andarax sin firmar.


La cuestión del agua tendría que ser tratada en Almería como el gran problema de todos y cada uno de los ciudadanos y solucionarlo sin banderías. 
Las medallas del agua se las tiene que poner una agricultura que da de comer a miles y miles de familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario