sábado, 21 de mayo de 2016

El soldado raso se hace antimilitarista

El anti militar



Almería puede votar el 26j a un militar que es  “antimilitarista”



No podemos negar que por lo menos es un candidato bastante “sui géneris”. 
No a todos los candidatos, tras toda una vida mandando en la vida militar, habiendo sido el número uno en el cuerpo y con mando en plaza, se le ocurre decir que es tan “antimilitarista” como cualquier otra persona.

Hemos de reconocer que don Julio Rodríguez es un candidato especial. 
Si para atraerse a la militancia de Izquierda Unida y el voto de los almerienses tenía que renunciar a toda una vida y a una profesión, se renuncia y a otra cosa. 

Y es lo que hizo en Almería hace un par de días el candidato de Podemos a las elecciones del próximo mes de junio:
 “Soy tan “antimilitarista” como el que más”. 

Y el candidato se quedó tan tranquilo. 
Retiro algunas de las cosas que escribí hace un par de días sobre usted. 

Creía que detrás de su presencia en la política estaba la ilusión de hacer las cosas mejor que los demás, la convicción de toda una vida castrense que impone unas reglas y una disciplina. 
Veo que me equivoqué. 

Detrás de su fachada sólo se encuentra un político más, dispuesto a decir en cada momento lo que le interesa al electorado, sin importarle un pimiento la verdad, la gente y la importancia de las cosas.

Si es tan “antimilitarista” como ahora asegura llama la atención que no haya renunciado a su sueldo en todos estos años, que no haya renunciado a su carrera militar y a las prebendas que de su cargo de general ha disfrutado. 

Es ahora, cuando llegan las duras políticas cuando se nos hace “antimilitarista”, es ahora cuando se acuerda de ser más pacifista que nadie. 
Ahora, cuando en su nuca empieza a notar el frío de unos alientos que le rechazan, ante una nueva frustración política como la vivida en Zaragoza se acuerda de ser el más pacifista de todos, o como el que más y un “antimilitarista” de tomo y lomo. 

No lo dijo en todos estos meses pasados, don Julio. 
Es posible porque el segundo puesto por la capital maña era un buen escondite, pero el primero de Almería y la presencia de una mujer de Izquierda Unida como Rosalía Martín le ha descubierto su gran secreto ante la ciudadanía: 
Es usted un general militar antimilitarista.

Vaya con el candidato. 
Es evidente que alguien tendrá que escribir la gran vida militar o anti militar de un hombre que estuvo en lo más alto del escalafón.




No hay comentarios:

Publicar un comentario