viernes, 1 de abril de 2016

¿Quién se ha llevado el dinero de la digital?

Ciudad Digital


El ayuntamiento de la capital ha dado por cerrada la Ciudad Digital


Y la pregunta surge fuerte, bronca, de improviso: 
¿Cuánto le ha costado a los ciudadanos? 
Eso. 
Que nos lo digan. 

El chanchullo, con connotaciones políticas en las más altas instancias de la comunidad, ¿cuánto le ha supuesto a los bolsillos de los capitalinos? 
Unos porque dieron la adjudicación (y ya se sabe que el que adjudica algo gana), otros porque algún “bocao” se llevaba algún jefecillo sevillano, lo cierto es que la famosa ciudad digital de la capital se convirtió en una fosa donde enterrar dinero de los almerienses. 

¿Y dieron algún servicio? 
Porque si hubieran aportado a la ciudad y a los ciudadanos algo tangible que llevarse a la boca, por ejemplo: Un buen bocadillo de pan de Padules con jamón de Serón y tomate raf, ahora que se quejan los agricultores de que está en horas bajas por las imitaciones, por lo menos estaríamos diciendo que en algo nos habría beneficiado la famosa. 

¿Y estamos seguros de que alguien no se haya comido no sólo un bocata, sino todos los jamones y de cinco jotas con los millones que le ha tenido que pagar el ayuntamiento de los impuestos que pagan los almerienses? 

Ese es el drama, queridos y admirados ciudadanos, que algunos se lo han llevado crudo a costa de los silentes de siempre. 
Y al final, querido, admirado cofrade y joven alcalde capitalino, ¿se sabe cuánto nos ha costado la dichosa?

Don Ramón, perdone, no estoy poniendo en su mochila de alcalde la citada adjudicación, sé que fue el desaparecido y ya casi olvidado don Luis Rogelio Rodríguez Comendador y Pérez el que la llevó a cabo, pero la va a pagar usted. 
Lo siento, son las cosas de la política: que hay que apechugar con las herencias, y la de la ciudad digital le toca digerirla a usted. 

Me asegura un búho municipal que no tiene por qué preocuparse, que la oposición no va a tirar de la manta, un poquillo sí, pero no le van a dejar a usted, a su antecesor y su partido con las vergüenzas al aire por la fallida y costosa operación de una ciudad digital a la que ahora se le echa el cierre sin darle excesivo pavoneo, no sea que nos salga alguien removiendo un poco más las procelosas aguas de la digital.

Ahora las grandes mentes nos están vendiendo desde el ayuntamiento que van a hacer de Almería una ciudad inteligente. 
Creo que van a hablar con nosotros las losas del paseo, ni qué decir las de la Puerta de Pechina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario