lunes, 18 de abril de 2016

Las quejas señalan la frente de la Junta

Defensor


El defensor del pueblo ha dado a conocer las quejas de los almerienses



Si unen ustedes la gran mayoría de las quejas presentadas al defensor del pueblo andaluz por parte de los almerienses llegarán a una triste conclusión: 
“Todas llevan en la frente el sello de la Junta de Andalucía”. 

¿Tiene alguna explicación el señor defensor? 
Si el caballero la tiene no la recoge en su informe, y no estaría de más que lo hiciera. 
No se trata solo de saber de qué se quejan los ciudadanos, en este caso los almerienses, sino también de lo que hacen los responsables de esa queja. 

Según los datos, en el apartado de cultura los ciudadanos hemos protestado por la falta de estudios sobre el Castillo de Santa Bárbara y el Torreón de San Miguel. 

En el de educación se han decantado por las quejas sobre el IES del Toyo-Retamar. 

En servicios sociales las familias han protestado por la falta de comedores escolares. 

En sanidad los apuntes han ido por la falta de matronas en el SAS. 

En la cuestión laboral las más duras quejas se las han llevado los que han tenido sin cobrar años a los trabajadores de la Escuela de Mármol. 

Y no podían estar fuera de esa lista las aguas fecales, los malos olores y los mosquitos del Andarax. 

¡Felices y dichosos mosquitos que tan agradecidos están a los políticos que les han  tocado en suerte a los almerienses!

Las protestas no se han quedado ahí como entenderán ustedes, hay otros muchos temas que desde Almería le llegan al señor Maeztu, pero estos son los que están en los primeros puestos de cabeza. 
Y si buscan ustedes los responsables de los mismos en un noventa y nueve por ciento llevan la etiqueta de los políticos sevillanos de la Junta de doña Susana, la que tanto nos quiere y nos lleva en el corazón. 

Que no se me enfaden los sevillanos de a pie, saben que hablamos de los políticos que se asientan en las hermosas tierras de María Santísima. 
El problema es que algunos de estos problemas se podrían solucionar, algunos en vías de ello están, si los políticos que sostienen desde Almería al gobierno de la Junta le echaran un poco más de enjundia a las necesidades políticas de nuestra provincia. 

Lo de enjundia es por no decir un poco más de “güevos”, que es lo que habría que poner en el cesto.

El drama será que el año que viene, cuando el señor Maeztu venga con la lista de este año, tendremos las mismas u otras quejas, pero me temo que la etiqueta será la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario