sábado, 2 de abril de 2016

La vergüenza de los políticos

Alcaldesa


No es bueno llegar a la alcaldía de Albox con una denuncia de tongo


Recuerdan la jugada de La Mojonera, un edil del Psoe pone una moción de censura a los independientes, éste le echa del partido y ya no puede votar la moción. 
Ya no era del Psoe.
Le salió bien a los socialistas, nadie se podía quejar, había jugado bien sus cartas y dejó a su edil y al candidato del Pp con la miel en los labios y sin llegar a probarla. 

Cosas de la política. 

En Albox, la votación sobre la nueva alcaldesa tendrá que comentarla la justicia, ya que el Pp ha llevado el tema a los tribunales, y a la espera estamos. 

Lo que no entiendo son las prisas para coger el bastón de mando. 
¿No se pudo incorporar primero el concejal sustituto de Rogelio Mena, y con los nueve concejales no habría tenido ningún problema? 
¡Qué ganas por agarrar y no soltar el bastón! 

Si los nueve ediles se marcharon del Psoe, como así fue, tendrá que decir la justicia si esos ediles fuera de ese Psoe se podían apuntar los votos conseguidos en las elecciones por el partido en el que ya no estaban en la votación de la alcaldesa. Los votos eran del Partido, lo mismo que en La Mojonera. ¿? 

Pero claro, los chicos volvían a casa común por lo que besos y abrazos a los díscolos y como si no hubiera pasado nada. 
Ya se sabía, no era ninguna sorpresa que lo iban a hacer, pero eso, que quieren que les diga, no deja en muy buen lugar a los dirigentes provinciales almerienses. 
Se pasan por el forro de sus caprichos la honestidad, la democracia, los votantes y todo lo que se ponga por delante. 
¡Qué vergüenza!

Hoy nos vamos para que no tenga que dimitir el compañero y mañana volvemos. 
Y que eso lo permita un partido.

El chanchullo político de Albox (ahora nos vamos y cuando pase la tormenta volvemos) tardaremos en olvidarlo, y cuando se produzca algo parecido, sabremos que nos están engañando a los ciudadanos, a los que les votan y a los que no. 
La culpa no es de los ediles de Albox, ellos se aprovecharon de una situación permitida, es del jefe del Psoe, al que parece no le importó que le tomaran el pelo en aquel momento.  

Saben lo peor, que no creo en la tomadura, más bien parecía una jugada pensada y planeada, con lo que Rogelio Mena, sus ocho restantes compañeros y la dirección provincial del Psoe lo que han hecho es engañar al resto de los militantes socialistas y a sus votantes de Albox. 
Tristemente así es la política que se gastan los partidos.


Volviendo a la toma de posesión de la alcaldesa de Albox, que el TSJA nos diga cuanto antes si la votación fue correcta o habría que repetirla. No es bueno dejar la imagen de que hasta en las votaciones cogen ustedes el rábano por las hojas. 
Me parece que un poco de seriedad por parte de los políticos no les vendría mal a los vecinos de Albox.

No hay comentarios:

Publicar un comentario