jueves, 21 de abril de 2016

Ahora los alcaldes se quejan por el agua

SOS por el agua



Desde Gádor, su alcalde, lanza un grito por el riego de sus campos



Conocí hace bastante tiempo a Paco “el de la sonda”, gadorense donde los haya y conocedor de los problemas del agua de su municipio, y de todo el bajo Andarax. 

Supongo que las alturas políticas que rigen nuestros destinos provinciales nunca se han rebajado a preguntar a este hombre por los cuestiones del agua de ese río a su paso por el medio y bajo Andarax. 
Seguro que no lo han hecho, y si lo hicieron, no tomaron en consideración su conocimiento. 

Yo sí he hablado con él. 
Y me ha contado algunos historias que parecen imposible que no se hayan solucionado por los que han mandado por estas tierras en los últimos cuarenta años.

Ponemos el grito en el cielo ahora por la falta de agua, y me parece bien que así se haga, pero habría que hacer un repaso a lo que hemos dedicado nuestros esfuerzos. 
Y no parece que el tema del agua en el medio y bajo Andarax haya sido una gran preocupación tal y como ahora nos lo quieren vender.

Lo primero que habría que hacer es saber si los municipios que se riegan con esas aguas lo hacen de una manera sostenible, como ahora se dice. 
Y te llevas una desagradable sorpresa cuando te cuentan que el riego por goteo brilla por su ausencia en un gran número de pueblos de la zona, siendo el riego a manta el que se sigue usando, como si el agua no se fuera a acabar nunca. 

Pero no pongamos el grito en el cielo del agricultor, bajemos a los sillones de los alcaldes y veamos lo que se ha hecho en estos pueblos porque un riego más sostenible, como es el de goteo, se establezca en sus municipios. 
Poco o nada en algunos de ellos. 

Se estaba pensando más en el voto del regante a la hora de seguir al frente de la alcaldía que en la necesidad de regularizar el uso del agua que riega nuestros campos.


Si alguien quiere saber lo que ocurre en las aguas del río, de los veneros o de los pozos, los legales y los alegales. 
Si alguien desea conocer las interioridades del riego en las fincas del medio y bajo Andarax que hable con Paco el de la sonda. 
Les podrá contar historias para no dormir. 

Pero eso no parece preocupar a los alcaldes (a algunos alcaldes, no se me enfaden los que si lo hagan), las únicas cuitas de esos son los votos de los regantes cuando llegan las municipales para mantener el sillón. 
Y si hay que seguir regando a manta, pues se sigue con la manta en la cabeza y el agua a manta por el medio y bajo Andarax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario