martes, 1 de marzo de 2016

Otra prohibición en ciernes

¡A la rica pipa!


El ayuntamiento de Adra prohíbe comer pipas en parques y jardines



Los pobres de hace algunos años nos sentíamos felices con una bolsa de pipas en las manos y un banco o un escalón donde sentarse. 
Se nos decía que comer pipas no era malo, que la cáscara es un material biodegradable, asumido por el medio ambiente, que lo que no teníamos que tirar al suelo era la bolsa de plástico. 

Y éramos felices. 

Qué remedio, no teníamos otra cosa que llevarnos al cuerpo.  
Así veíamos las procesiones de Semana Santa, las distintas cabalgatas, y como no, así pasábamos las tardes de domingo en el viejo parque de Almería o sentados en algún banco del tontódromo, que era como le llamábamos al paseo los jóvenes de hace algunos años, bastantes, es cierto. 

Las niñas paseaban por una acera, y los niños, qué tontos éramos en aquellos años, lo hacíamos por la acera contraria. 
En el quiosco de las pipas hacíamos colas (allí nos juntábamos, nos mirábamos y les dejábamos que pasaran delante) para comprarlas calentitas. 

Eran pequeñas las que allí ofrecían (las pipas) pero tenían el encanto de que estaban calientes. 
¿Cómo nosotros? 
Es posible que fuera así. 
Lo que han cambiado los años.

Pero se siguen comiendo pipas, oiga. 
Costumbre que no hemos perdido todavía, pero que algunos políticos, ahí están los del ayuntamiento de Adra, están porque se pierda. 

Las políticas de estos señores ya no nos dejan fumar, jugar a la pelota, ir en patines o patinetes, el botellón se persigue y ahora ni siquiera pipas vamos a poder comer en parques y jardines. 
Ojo, y si lo hace en la calle, cualquier calle o plaza, que no se le ocurra tirar ni una cascara al suelo, le puede caer una multa de las de no te menees. 

El ciudadano paga un dineral por la limpieza de las calles y la recogida de la basura, no contentos con ello, los políticos te amenazan ahora con multas si dejas que se te escape una cascara de pipa. 
En Adra lo han votado casi todos los partidos que conforman el ayuntamiento. 
Y son tan felices ellos. 

Lo de prohibir les llena, les pone  a estos “bolcheviques” de toco-mocho que nos ha tocado en suerte en los distintos ayuntamientos.
¿Mañana qué se les va a ocurrir? 
Con tal de fastidiar la vida a los ciudadanos ya verán como algo se les ocurre. 
La imaginación sólo la tienen para cobrarnos impuestos o ponernos multas. 
No quieren ni que seamos felices con una bolsa de pipas en las manos.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario