jueves, 31 de marzo de 2016

La junta y los puertos de Almería

Puertos


La Junta de Susana y las inversiones en los puertos de Almería



Se acerca el buen tiempo y con él los baños de mar. 
Con el mismo se habla de inversiones en los puertos. 
Arreglicos por allí, arreglicos por allá, pero poca cosa más. 

La capital lleva esperando años, lustros y alguna década esperando que se permita la ampliación del actual Club de Mar. 
¡Que si quieres arroz Catalina! 
Pobre Catalina, toda una vida esperando poder disponer de un atraque en el puerto deportivo de la capital. 

Años, lustros y décadas lleva esperando Retamar que alguien decida poner un par de diques donde se puedan guarecer durante el invierno los barcos y barquitas de los muchos almerienses que tras las vacaciones escolares se desplazan a esta barriada almeriense a pasar el verano, sin olvidar a los visitantes que vienen a pasar sus vacaciones entre nosotros. 

Años, lustros y décadas llevan esperando los pescadores de la Isleta del Moro la construcción de un abrigo costero para sus barcos, barcos con los que intentan ganarse unos euros para vivir. 
Pues ahí siguen, esperando. 

Y la junta nos anunció que se van a invertir setecientos mil, un millón o no sé cuantos euros en los puertos de la provincia. 
Y cuando creíamos que el anuncio venía a cumplir con los agravios que nos atenazan, nos encontramos con la única aportación interesante, y que hay que agradecer, del puerto deportivo de Carboneras. 

En el resto estamos hablando de actuaciones puntuales en puertos ya existentes, pero inversión real en nuevas y necesarias dársenas o atraques sólo el del pueblico.

Y en medio del anuncio de la gran inversión de la Junta nos llegaba la noticia del sueldo de la presidenta de la autoridad portuaria, y claro, se empiezan a entender las cosas, los jefazos y jefazas de los puertos andaluces cobran más que la ministra de fomento en funciones. 

Como leen ustedes. 
Doña Trinidad Cabeo, nuestra presidenta, es la que menos cobra de todos los que están al frente de los puertos andaluces, y eso que su sueldo anual es de setenta y ocho mil ochocientos cincuenta euros (78.850,56). 

Y es la que menos cobra, ojo, los hay de hasta de ciento y pico mil. 
Evidente que las inversiones de la junta no cubran las mínimas necesidades portuarias de la provincia.   

Habrá que esperar a mejores tiempos. 

El problema es que ni en esos mejores tiempos económicos vividos hace años la Isleta consiguió un refugio para sus pescadores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario