martes, 29 de marzo de 2016

De princesa a manostijeras

Manostijeras


A Consuelo Rumí la ha bautizado el Pp con ese apodo peliculero



Y todo porque se le ocurrió a la señora Rumí, concejala socialista ella, denunciar que la seguridad de las calles de Almería ha estado en manos privadas en lo que a la Semana Santa se refiere. 

Doña Carmen Vázquez, que se está espabilando en las lides y peleas entre políticas, cuestión esta que no le recomiendo, nunca le leí a su señora madre, durante los años que estuvo en política, casi toda la vida, un ataque a ninguna de sus rivales y al mismo tiempo compañeras de otros partidos. 
Por lo que tampoco he visto duros ataques a su persona. 

El “manostijeras” de hoy se le puede volver en contra en cualquier momento, si es que no se le ha vuelto ya. Ante la crítica de la oposición lo que tiene que hacer el responsable del servicio, en este caso usted, es explicar el plan de trabajo de la policía local y el servicio privado contratado durante la semana en cuestión y los desfiles en particular. 

En la calle, los que hemos vivido las largas colas de penitentes no hemos notado esa falta de seguridad, pero en algunos puntos de esos largos trazados, no es de extrañar que se haya producido más de uno y más de dos.

El sacar por parte de la edil del Pp lo de “manostijeras” para recordar el paso por el equipo de gobierno de Zapatero de Consuelo Rumí y los recortes que a ella le tocó firmar y explicar no viene a cuento si de lo que se trata es de contar a los ciudadanos si el servicio que presta la policía local en las calles de Almería está en consonancia con las necesidades de los ciudadanos. 

Acusar a la señora Rumí de “manostijeras” con todo lo que les ha tocado hacer a ustedes en la cuestión de recortes, suena un poco a broma. 
Lo que nos lleva a pensar que algo de razón tiene doña Consuelo cuando se le ataca con viejas historias políticas en las que vosotros les habéis superado con creces. 

Carmen Vázquez, porque me pareces una mujer con carácter, capacidad y cualidades para estar en política deja las bromas y las tonterías para otros compañeros del equipo de gobierno, que más de un tonto tienes sentado en la bancada. 
Tú vales mucho más que eso.


No entro en la polémica de si la señora Rumí está o no en contra de la Semana Santa, ni en la insinuación de que se lo explique a los ciudadanos. 
Esas libertades son individuales y cada uno las tiene, las vive y defiende como mejor le parezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario