sábado, 20 de febrero de 2016

¡Qué putada Miguelico!

Ciudadanos



Los nuevos chicos de Rivera en Almería se presentaron en sociedad



Y como no podía ser menos llama poderosamente la atención una ausencia. 
Se la imaginan, supongo. 
Entre los seis nombres que tienen la responsabilidad de hacer y deshacer dentro de la formación naranja (siempre con el beneplácito de los jefes en Barcelona y la militancia en la provincia) no aparece el de Miguel Cazorla. 

¡Qué putada don Miguel! 
Usted que fue el primero en lanzarse a la piscina de Rivera sin mirar si había o no agua, usted que puso su nombre y su gran prestigio político en juego por una formación naciente catalana, ve ahora como se le descuelga del poder. 

Entiendo que esté usted sofocado, cansado y aburrido ante esos políticos no son capaces de ver su apostura y entrega total a una idea, un trabajo, un partido en definitiva.

Supongo que a sus años y con el bagaje político que atesora ya no le extraña nada de lo que pueda ocurrir, y que con la sapiencia oportuna se toma usted el que personas con poca o nula capacidad política se pongan al frente del partido de la ciudadanía en la provincia. 

Es el momento de echar un paso atrás o al lado y dejar que sean otros los que marquen el paso de los nuevos tiempos en C´s. 
Tampoco se puede quejar de su partido, ha tenido su oportunidad con ellos y ha vuelto a la política municipal, cosa que ya no esperaba, reconózcalo. 

Ha demostrado su capacidad, y aún podrá volver a hacerlo durante los años que le quedan al frente de su grupo en el ayuntamiento. 
Se ha sacado la espinita que le clavó el Gial cuando Ana le ganó la partida y la del Pp cuando no lo quiso. 
Y ahí está usted tocando poder y con el badajo haciendo que suene la campana del alcalde cuando le parece oportuno.


El pero, don Miguel, es que dentro de unos años lo mismo ya no lo quieren en su partido para encabezar la lista. 
Y vuelta al abandono, a la oscuridad, al frio y al crujir de dientes. 

¿Ha hecho usted autocrítica? 
¿Sí? 
Me cuesta trabajo creerlo, pero si lo dice. 

Estará conmigo en que lo que le está ocurriendo sólo tiene un culpable y usted lo debe conocer. 
Son muchos años al frente y dentro de colectivos humanos para saber que lo principal es no perder nunca la confianza del jefe, y usted, si, usted la perdió.
 ¿Cómo el señor Villegas, hombre serio y oriundo de Dalías, puede volver a fiarse de usted después de querer engañarlo? 
Suerte al sexteto, el futuro les necesita.

1 comentario:

  1. Creo que anda un poco despistado. Claro que los naranjitos capitalinos son profesionales del despiste y la puesta en escena. La franquicia sigue siendo de Miguel y los suyos. Sustituciones sí, pero colocando a los suyos, controlando todo. Infórmese mejor.

    ResponderEliminar