jueves, 25 de febrero de 2016

¿A nueva administración, nuevo corrupto?

Mancomunidades


A más administraciones en funcionamiento, más políticos investigados


Cada día que pasa un nuevo político se sienta en el banquillo de los acusados. 

Las mancomunidades nos parecían entes que se salvaban de las manos y los pies de los políticos. 
Vemos con tristeza y cierta alarma que no es así. 

Las mancomunidades están demostrando las mismas alergias ante el dinero, la corrupción y los políticos. 
Da la impresión de que todos los caballeros tienen la misma alergia: 
La de creerse dueños y señores de las haciendas, y hasta de las vidas de los mancomunados. 

Nos ocurría igual con los consorcios, hasta que los señores políticos nos demostraron que el trato y la trata en los mismos llevaba el mismo camino, el de apoderarse de contratos, dineros y enchufes. 
Generalizar no es bueno. 
Y estoy de acuerdo con ustedes, pero puñetas, es que topemos con la administración que topemos siempre hay un político corrupto detrás. 

Recuerdan un Consorcio de basuras del norte de la provincia y la pelea entre los dos partidos, después nos enteramos de algunos de los chapuces que se vivían dentro. 
¿Consorcios igual a corrupción? 
No se andan muy lejos. 

Pero hay Consorcios y Mancomunidades donde la honestidad es bandera. 
No le digo que no demos con alguno, pero no se fie mucho, no sé si aguantarían una investigación seria. 
Me temo que es preferible que no se pongan en manos de un investigador.

Sobre una Mancomunidad almeriense hemos conocido estos días como el alcalde de la localidad de Serón y portavoz del Psoe en la diputación, el señor Lorenzo, don Juan Antonio, tuvo que sentarse ante el juez investigado por contratos irregulares. 
¿Qué le va a contestar en los plenos de la diputación el señor Aureliano, don Javier, cuando se meta con las presuntas corruptelas o privilegios de los peperos en la institución? 

Le saldrá, como es de lógica, con las de la mancomunidad que se han conocido en estos días, sus presuntos contratos y el de trabajo su esposa, en el que asegura que él se ausentó. 
Ya tenemos otro político controlado por las corruptelas. 
No es lo malo que se lo lleven o no presuntamente crudo los caballeros, es que encima ya no son capaces de hacer una mínima oposición con credibilidad.


Empresas públicas, consorcios, mancomunidades, ayuntamientos, diputaciones, gobiernos autónomos, central. 
¿En todos ellos campa la corrupción? 
Lo parece. 
¿No se salva nadie? 
Esa impresión dan. 
Es triste, cierto. 
Da grima, mucha.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario