lunes, 25 de enero de 2016

¿Mejor sin delegado? Lo parece

Salud



La Junta ha nombrado a José María Martín delegado de salud en Almería



Ha tardado lo suyo doña Susana Díaz en darle el visto bueno al nombramiento de su delegado en Almería. Más de dos meses. 
Lo mismo lo que quería la señora presidenta era ahorrarle unos euros a las arcas autonómicas, bastante depauperadas las pobres. 

Dos meses de sueldo no dejan de ser dos meses de sueldo. 
Ya tienen para iniciar las obras de la variante de Roquetas, o la segunda piedra del materno infantil. 

Coñas marineras aparte, en los nombramientos de gestores y responsables políticos no dejan de tener su importancia los tiempos, y los dos meses de retraso del delegado de salud de Almería se merecen alguna explicación. 

Cierto que durante estos meses y un día los almerienses no hemos echado de menos al delegado o delegada de turno. 
Lo que nos lleva a pensar que si la presidenta hubiera esperado unos cuantos años más en el nombramiento de delegado tampoco habría tenido incidencia en la sanidad pública almeriense. 
Yo diría que incluso hemos estado mejor sin delegado. 

Durante dos meses ni una crítica ha recibido la sanidad. 
Quizás por eso, porque hemos estado sin responsable que haya dado la lata.
Párense un momento y recapaciten. 

La anterior delegada de salud pasó a ser la jefa de la Junta en Almería. 
Desde entonces estamos sin responsable sanitario político. 
Y les pregunto: ¿ustedes lo habían notado? 
¿Sabían que la delegación de sanidad estaba sin responsable? 

En los medios nos habíamos olvidado de la cuestión. 
Y la sanidad almeriense (dicen que debido a personas como Tesifón Parrón) no ha notado la ausencia de un político. 

El problema que se le viene encima al señor Martín es como se le presenten inconvenientes ahora.
 Nos vamos a acordar de estos meses y de la tranquilidad sanitaria que se ha vivido sin la presencia de un delegado político durante los mismos. 

No es mi intención que lleguen ustedes a la conclusión de que ciertas áreas de la sociedad, como es la sanitaria en este caso, vive mejor sin políticos cerca, pero la evidencia de estos meses parece acercarla.

Un abogado ejidense estará a partir de ahora al frente de la sanidad provincial, no podemos por menos que desearle que su paso por ella sea fructífero para él y especialmente para los cientos de miles de ciudadanos que se puedan ver afectados por ella. 
No se olvide don José María que Almería necesita más camas y más médicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario