lunes, 4 de enero de 2016

Los políticos adjudican como les sale de los platillos

Adjudicaciones



El Psoe: Diputación adjudica obras en Gádor y Olula fuera de tiempo



Durante la pasada campaña electoral hemos vivido una serie de denuncias por parte de los partidos políticos que ahora habría que sustentar. 
Algunas no tienen posibilidad alguna de prosperar, por lo que mejor es no acordarse de ellas, tendríamos que decir que tenemos por Almería a los políticos más mentirosos y faltones de las última décadas. 

Y no queremos echar más leña al horno en que han convertido la convivencia de la sociedad. 
Vamos a olvidarnos de tanto mentecato político como nos rodea a la espera de que algún día seamos capaces de educar y criar a nuestros jóvenes en valor tan elemental como es el de la urbanidad.

Entre las denuncias que no podemos pasar, están las promovidas por el Psoe sobre la actuación de la diputación en municipios como Gádor y Olula del Río. 
Según los socialistas en estos pueblos la institución provincial habría adjudicado obras una vez que estas estaban acabadas. 

Una ilegalidad en toda regla que debería ser aclarada por el equipo de gobierno de la institución provincial. Entiendo que es necesario que se hagan obras en los pueblos, pero vamos a hacerlos con todas las de la ley, que después vienen las madres mías. 

En Gádor son especialistas en adjudicar obras de una manera especial, y por algunas de ellas estuvo su alcalde sentado en el banquillo, salió libre, es cierto, pero no porque no hubiera realizado aquellas adjudicaciones de forma ilegal y con informe en contra, sino porque el supremo entendió que no había montante suficiente para una condena. 

¡Tengas juicios y los ganes! 
¡Qué justicia tenemos!


Ahora es la diputación la que está en entredicho y no haría mal Javier Aureliano, su vicepresidente, en aclarar la cuestión y salvarle la cara a su presidente, Gabriel Amat, ante la denuncia sobre las obras en estos pueblos.

Han pasado algunos días desde la denuncia socialista  y no hemos oído la voz del vice de la diputación. 
A la espera nos quedamos en el nuevo año. 
Claro que mientras no aparezcan esas voces vamos a seguir pensando que uno de los pilares de la diputación, su gestión, tiene algunos agujeros que sería interesante aclarar. 

Gabriel Amat siempre ha presumido de eso, de una inmejorable gestión. 
Si la misma es adjudicar obras cuando estas ya han sido realizadas, lo de buena e inmejorable se le queda al presidente en paños menores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario