lunes, 11 de enero de 2016

La izquierda de refundación en refundación

Resistencia


Munuera y su Pca se convierten en la resistencia contra los recortes


Por lo menos hay que reconocerle a Miguel Ángel Munuera que ha sido de los pocos políticos almerienses, por no decir el único, que se ha sincerado consigo mismo y con el resto de la sociedad. 
Cosa que hay que agradecer cuando los restantes dicen que han ganado las elecciones. 

Los resultados han sido un desastre para Izquierda Unida. 
Por la borda han tirado, gracias a un sistema de reparto de escaños que les perjudica, más de un millón de votos en todo el país. 

Con sus diez mil papeletas en Almería están por la labor de resistir. 
Está bien que lo hagan. 
Pero en esa autocrítica que hace el señor Munuera y que es noble el hacerla por su parte, se le ha olvidado que en los últimos treinta años el viejo Pce (Pca por este sur nuestro) se ha presentado ante el electorado con un nombre distinto en cada consulta. 

Se han ido dejando por el camino nombres, personas y hasta ideología. 
A veces era casi imposible saber quién o quienes se encontraban detrás de un largo y farragoso nombre con el que buscaban los votos de los ciudadanos. 

Me parece bien que el paisano se convierta en la resistencia, y la primera tiene que ser en recuperar el nombre y la ideología que nunca debieron perder, no iniciar una nueva refundación, como se anuncia desde las alturas. 

¿Otro cambio de nombre? 
Pues llevan veintisiete y así les ha ido.


Han aguantado bien en nuestra provincia, mejor incluso de lo que muchos creíamos. 
Y no era fácil. 
Cierto que el colectivo Podemos de Pablo Iglesias les ha ayudado un poquito con un candidato de la tierra de María Santísima que casi no ha asomado su “jeta” por nuestra Almería.  

El almeriense Munuera asegura que los diez mil votos de Izquierda Unida-Unidad Popular van a ser la resistencia a los recortes del gobierno, de cualquier gobierno, con los servicios sociales de los ciudadanos. Con don Cayo Lara en Madrid eran algunos diputados más de Iu en el congreso de los leones y sólo tuvimos palabras. 
De poco sirvieron sus votos, ahora con dos no tengo mucha esperanza de que puedan ser esa resistencia a los tijeretazos que desea y pregona. 

Durante el tiempo que estuvieron formando parte del gobierno de Susana en Andalucía tampoco fueron la resistencia y revolución que se esperaba a los recortes y al gobierno andaluz. 
Pero la esperanza es lo último que se pierde. 
¡A refundarse tocan en Iu!

No hay comentarios:

Publicar un comentario