martes, 19 de enero de 2016

Con las bombas que tiran...

Palomares



Las tierras de Palomares irán algún día camino del estado de Nevada



Según los técnicos españoles-americanos serán más de sesenta y siete mil toneladas de tierra contaminada las que habrá que desplazar para que duerman enterradas en el desierto de la Nevada americana el sueño de los justos y de los locos de las bombas durante los próximos veintidós mil años, que se dice pronto.

Cincuenta años después de aquel sesenta y seis y los baños de Fraga los almerienses nos seguimos preguntando lo mismo sobre la posición americana. 
Poco se nos dice. 
Se está negociando, se firman documentos, pasan los años y las tierras siguen ahí y los ciudadanos pasando por las máquinas. 

Lo único que se nos ha anunciado oficialmente es que se llevarán las tierras y con ellas toda la radioactividad allí enterrada. 
¿Están seguros? 
En esto, todo lo que se puede estar dentro de un orden. 

¿Y los vecinos de Palomares y su entorno pueden estar tranquilos? 
Todo lo que se puede estar dentro de un orden. 
Ya.

El orden de los papeles (que todo lo soportan) y de los técnicos.
 ¿Nos fiamos de la firma de los técnicos? 
Qué remedio nos toca.

 No se nos ha dicho oficialmente cómo, cuándo y quién va a pagar el traslado de las miles de toneladas. Pero algo se empieza a saber. 
Las vamos a pagar los mismos que mantenemos a los políticos y sus famosas vacaciones y dietas sin aparecer por los parlamentos. 

Si, compañeros de fatigas, el coste de extraer las tierras y llevarlas al estado de Nevada será pagado por el estado español. 
Lo que quiere decir que saldrá de sus impuestos y de los míos. 

Es de imaginar, no me lo han sabido confirmar, si el enterramiento allí será pagado por los dueños de las bombas o también lo tendremos que pagar los españoles. 
Si se empeñan los americanos tendremos que pagar el enterramiento de hasta el último kilo de la tierra almeriense de Palomares trasladada a vivir al lado de esa ciudad de lujo, sexo y juego que es Las Vegas. 

Y ésta sí será una emigración masiva desde Almería. 
Alguna agencia de viajes puede ver en el futuro una ruta a explotar: 
Almería las Vegas pasando por Nevada a rendir tributo a nuestra tierra allí enterrada.


Lo que no se nos ha adelantado son los costes de la operación. 
Y a uno le cuesta hacer los números de lo que se puede facturar por llevar hasta las lejanas Américas sesenta y siete mil toneladas de tierra. 
Seguro que algún lector ya los tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario